Todavía no vivimos en el México que queremos: Silvia Conde

La autora enfatizó que lo que pasa en México es porque hemos hecho o dejado de hacer algo que afortunadamente se puede cambiar si los jóvenes se indignan de la realidad y hacen algo para cambiar ...

Toluca

La indignación es el primer paso para la participación activa en la democracia, señaló Silvia Conde Flores, autora del libro "Cartilla Ciudadana", luego de subrayar que todavía no vivimos en el México que queremos porque falta involucrarse en todos los niveles y no ser cómplices de las malas decisiones desde el gobierno.

Durante la presentación, en el Centro de Formación del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), enfatizó que lo que pasa en México es porque hemos hecho o dejado de hacer algo que afortunadamente se puede cambiar si los jóvenes se indignan de la realidad y hacen algo para cambiar ese destino.

La autora es maestra en Ciencias por el IPN, directora general del Colectivo para el Desarrollo Educativo, editora de libros de texto para primaria y secundaria, por lo cual se propuso presentar un libro teórico para los jóvenes, pero con herramientas y mapa de navegación para entender cómo funciona el país y sepan por qué estamos sumidos en una crisis.

El presidente del IEEM, Pedro Zamudio, quien fungió como comentarista, consideró que la obra es muy completa, didáctica y pedagógica, hecha por especialistas a manera de un manual, como un curso de ciudadanía y saber por qué debemos formarnos como ciudadanos, lo cual permite leerlo y asimilarlo de manera sencilla.

Está estructurado en tres partes. La primera inicia con la pregunta ¿qué tiene que ver la democracia conmigo? Donde responde que la relación se debe a que todos somos personas con derechos, los cuales no han sido regalados, sino conquistados a través de diferentes generaciones quienes poco a poco fueron generando conquistas derivadas de las exigencias. La moraleja es ejercer los derechos para que sean efectivos y se pueda pasar a las siguientes etapas.

La segunda sección está dedicada a los derechos asociados con la ciudadanía activa, por qué la democracia puede redundar en nuestra vida cotidiana y puede hacernos sujetos de derecho.

La tercera inicia con la afirmación "todavía no", donde no es lo mismo decir "en mi país la gente no participa como debería" a "en mi país la gente todavía no participa como debiera".