Mujeres hacen 'florecer' a Jimulco

Más de 5 mil habitantes de la reserva ecológica trabajan arduamente para mantener la economía de ese sector, a través de paseos ecoturísticos y centros de herbolaria.
La mayoría de los que trabajan en el Cañón de Jimulco son mujeres.
La mayoría de los que trabajan en el Cañón de Jimulco son mujeres. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

La Reserva Ecológica Sierra y Cañón de Jimulco, en la ciudad de Torreón, Coahuila, no sólo  cuenta con una superficie de más de 60 mil hectáreas en que se localizan múltiples especies de flora y fauna.

Enmarcados por sierras que superan los tres mil metros de altura sobre el nivel del mar, la Reserva cuenta con vegetación compuesta por noa, ocotillo, orégano, gobernadora, candelilla, lechuguilla y agave.

También está nutrido por bosques con especies de ahuehuete o sabino, el sauce, la jarilla, el jaboncillo, mezquites, mimbre.

Para llegar a la zona, hay que atravesar el ejido El Huarache y cruzar la llamada Cuesta de la Fortuna

Ubicada a 40 kilómetros de la zona metropolitana, está protegida y sustentada ecológica y económicamente por sus más de cinco mil habitantes en comunidades, en especial por cientos de mujeres en ejidos como Juan Eugenio, Jalisco, La Flor, La Trinidad, Flor de Jimulco, La Colonia, Pozo de Calvo y Barreal de Guadalupe.

El decreto de zona protegida se emitió en el 2003, luego de los constantes saqueos de fauna y flora, que pusieron en riesgo su existencia.

Fue así que se apoyaron iniciativas como el Centro de Acopio de basura en el ejido Juan Eugenio, la Casa Herbolaria de Medicina Alternativa en el ejido La Trinidad, así como el Desarrollo Ecoturístico en Barreal de Guadalupe, todos estos encabezados por mujeres del Cañón de Jimulco.

Superando barreras tradicionales, en donde el patriarcado aún imperante, obligaba a las mujeres a estar sujetas bajo el cuidado del hombre y se les prohibía trabajar, hoy ha dejado de ser impedimento gracias a la aprobación de los comisariados  ejidales.

Según Roberto Muñoz del Río, tesorero de Fundación Jimulco, aunque la anterior administración municipal mantiene un adeudo de un millón 309 mil pesos etiquetados para  apoyar a esta agrupación, el objetivo es bajar recursos para apoyar distintos proyectos sustentados en necesidades de la región y brindar beneficio social para los habitantes de las distintas comunidades.