En la Sierra de Lobos sufren embate del frío

Hasta el momento se han presentado temperaturas de tres grados centígrados y esperan que baje más durante los próximos días.
En la Sierra de Lobos el frío es más intenso y ya toman medidas.
En la Sierra de Lobos el frío es más intenso y ya toman medidas. (Mauricio Contreras)

León, Gto.

Este ha sido el año en donde el frío se ha sentido con mayor intensidad, incluso en las zonas en donde cada año el termómetro registra las temperaturas más bajas.


La Sierra de Lobos es una de las zonas en donde año con año, los habitantes deben soportar las inclemencias de estas fechas aún sin las posibilidades de tener un buen refugio.


Y a pesar de que algunos aseguran que ya se acostumbraron a la intensidad con que se siente el frío en la Sierra, el no contar con los recursos para protegerse favorece las enfermedades.


“Hasta ahorita en mi casa no nos hemos enfermado, pero ya no tardamos porque cada año siempre nos enfermamos mucho, es muy común por lo mismo de lo fuerte que se siente el frío”, aseguró la señora Josefina González Mata, de tiene 48 años y señaló que este año sintió el frío más intenso de por lo menos los últimos 10 años, pues se registraron temperaturas de hasta 3°C.


“Mi esposo está muy enfermito y con el frío se entume mucho, este año se siente mucho más, el 25 fue el día en donde más se sintió. No nos queda más que cobijarnos y encerrarnos en la casita”, dijo la señora María Mendoza sin descubrirse la boca y la nariz que tapaba con una cobija rosa.


Las familias que habitan en esta zona son de escasos recursos, las casas no cuentan con la protección suficiente para que no entre el aire frío y las cobijas son muy pocas.


Sin embargo, estas familias han aprendido a sobrellevar las bajas temperaturas y buscar otras alternativas para mantener un poco el calor en sus casas.


“Hacemos lumbre y bien cobijadas porque si no nos entumimos. Y como este año se sintió más y también ha llovido más pues mejor tratamos de ni salir si no tenemos nada qué hacer afuera”, comentó Josefina González.


“Hace mucho frío, lo único que hacemos es cobijarnos y de plano no salir”, coincidió doña María.


Y aunque muchos optan por quedarse en sus hogares, hay otros que deben cumplir con sus labores diarias. Con o sin frío, esté o no lloviendo. Como el señor Hilario García quien aunque aseguró que este año sintió el frío ‘como nunca’, debe salir todos los días a cuidar a sus ovejas.


“Lo único que puedo hacer es aguantarlo porque tengo que salir con mis ovejas, no me puedo quedar cobijado, aquí hay que esperar a que pase el frío porque si no ¿uno qué más hace? Como ahorita que ando pastando a mis ovejas, hasta ahorita no se me ha muerto ninguna pero así como va el frío quién sabe más adelante, ya se ven algunas que ya quieren andar así, pero sea como sea uno se tiene que aguantar y darle para adelante”, comentó mientras pastoreaba a sus ovejas bajo la lluvia.


Los accidentes también están a la orden del día, pues de acuerdo a lo que cuentan los habitantes de la zona, el que no haya pavimento genera que toda la comunidad se llene de lodo por las lluvias, lo que ha ocasionado muchas caídas.


“Mi niña fue a la tienda y con el lodazal se pegó muy feo en el brazo, lo mismo le pasó al señor de ahí enfrente. Pero pues ¿qué hace uno?, siempre es lo mismo por eso uno prefiere ni salir”.


De acuerdo a lo que señalan estas personas, el día en que el frío se sintió de manera más intensa fue el miércoles y la madrugada del jueves, cuando ni las fogatas lograron aminorarlo.