Sienten el más frío invierno en Sierra de Lobos

Chamarras, abrigos y fogones prendidos sirven para combatir las bajas temperaturas que se sienten en esta zona alta de Guanajuato.
La familia de María de Lourdes Andrade se acerca al fogón.
La familia de María de Lourdes Andrade se acerca al fogón. (Arturo Andrade)

León, GTO.

Con las chimeneas encendidas y con varios abrigos encima, en Sierra de Lobos, los habitantes aseguran que están viviendo el invierno más frío que en varios años.

El día de ayer, los cerros y los árboles en Sierra de Lobos, se vistieron de neblina y bajo la lluvia, el frío se hacía sentir como "nunca".

Y a los pocos habitantes, de esta parte del Estado de Guanajuato, no les quedó más que sacar los abrigos, encender sus chimeneas y encerrarse entre las cuatro paredes de sus hogares.

"Este año sí está más fuerte (el frío) que el año pasado. Ya tengo varios años (viviendo en Sierra de Lobos), pero a veces hace más frío y a veces menos. Este frío no lo sentíamos desde hace unos cinco años", asegura María del Refugio Longoria Mendoza, quien vive a pie de carretera, en Sierra de Lobos.

La señora Refugio tiene una tienda de abarrotes, de la que dependen los ocho integrantes de la familia, entre ellos, cinco menores.

Por las grandes ventanas de su hogar, entra la luz del día, pero durante este invierno también entró el frío, aún cuando intentaron cerrar bien todos los accesos a la casa.

Rosa, de siete años; Margarita de seis y Alejandra de cuatro, son tres de sus nietas, que dicen no tener frío, aún cuando portan suéteres muy delgados. Pues dice la señora Refugio, "ellos se acostumbran a estar entre el frío y nosotros nos acostumbramos", comenta, pues han vivido toda su vida en esta parte del estado.

Su abuelita platica que trata de que los cinco niños que habitan esta casa hagan un ejercicio para así evitar que el frío los 'golpee' más.

El ejercicio, es que jueguen y brinquen en su vivienda y que del mismo modo, colaboren en las labores del hogar, sin que se salgan de las cuatro paredes, orden que para los pequeñines es casi imposible de cumplir.

Por el día de ayer, y debido al frío, casi nadie acudió a comprar a la tienda de abarrotes de la señora Refugio y las ventas bajaron.

Unos metros más adelante, sobre esta carretera León-San Felipe, se ubica la casa de la señora María de Lourdes Andrade López, en donde la situación no es muy distinta, pues el frío se ha metido a cada rincón de su hogar, un frío muy distinto, pues en los últimos tres días ha estado combinado con chubascos y cala más.

"Sí ha estado muy fuerte el frío. Ya lloviendo sí hace mucho frío", platica la señora María de Lourdes, quien cuenta que en estos días lo que ha hecho ella y su familia, es estar acostados entre las cobijas.

En estos días, prefiere que sus cuatro hijos (tres niñas y un niño) se la pasen viendo la televisión, acostadas, pero no siempre es posible, debido que a los cuatro les llama la atención ser parte de las actividades diarias que sus padres realizan en el patio de la casa. El miércoles por ejemplo, ayudaron a mamá a lavar la ropa.

"Les digo que no salgan pero no entienden, son las primeras que andan saliendo. Más por esta chiquilla (su hija María Elisa Robledo Andrade, de dos años), les digo que no me las dejen salir, que cierren la puerta, pero es la primera que anda afuera".

Ana Karen Robledo Andrade y Ana Paola Robledo Andrade de ocho años, sus hijas mayores, platican además de pasársela acostadas, a la par a eso, siempre rodean la chimenea, para calentar más su cuerpo.

Aunque dicen "tener frío", les gusta asomarse a la calle para acompañar a sus papás y jugar un poco.

Juan García Martínez, un joven habitante de esta comunidad, que cuida de una casa, afirma también que este invierno ha estado más helado que ningún otro.

"Este año está haciendo más frío y lloviendo. Además de que está neblinado, hay neblina casi diario. Estos tres días ha estado muy frío".