Mujeres toman la iniciativa y llevan la “sex shop” a la cama

Francisco López encargado de la tienda Sex & City en Torreón, dice que ya sea solas o en grupo son las mayores consumidoras, sobre todo para el Día de San Valentín donde las ventas suben 75%.
Lo que más se vende es lencería, aceites para masajes y lubricantes de sabores.
Lo que más se vende es lencería, aceites para masajes y lubricantes de sabores. (Sergio Enrique Guajardo)

Torreón, Coahuila

El gusto por tener una relación sexual más atrevida, se ha modificado a través del tiempo en la pareja, las mujeres han tomado la iniciativa y por lo general son las que prefieren comprar algunos accesorios en las Sex Shop.

Según Francisco López encargado de "Sex & City", en la avenida Morelos dijo que para este 14 de febrero las ventas de ropa de lencería aumentan un 75%, aunque también en diciembre se presentan buenas ventas, no sólo de lencería sino también de accesorios.

"La mayoría de nuestros clientes son mujeres, llegan solas a la tienda, aunque en algunas ocasiones lo hacen con sus parejas".

"Es difícil mantener este tipo de negocios, porque existen muchas contras de parte de la sociedad, del gobierno".

Se interesan mucho por artículos como lubricantes, preservativos de sabores, tangas muy diminutas y también compran películas atrevidas.

Los productos que más vende la tienda son: la lencería, los aceites para masajes, lubricantes de sabores, productos de preámbulo para una noche romántica y que por lo general la pareja está de acuerdo en utilizarlos.

Francisco manifestó que en esta temporada cuentan con un kit de promoción que consta de un aceite para masaje, un dulce afrodisiaco, un chocolate y un llavero de corazón para la pareja.

"Mis mejores clientes son las mujeres y las que más vienen consumen más lencería, algunos productos para tener una buena relación y sentir más son los que más buscan", dice.

La película porno la compran más los hombres y maneja todo tipo de géneros, gay, transexual, lesbianas.

"La mujer es la más interesada en lo que es la sexualidad para sorprender y atender a su pareja”.

"Es difícil mantener este tipo de negocios, porque existen muchas contras de parte de la sociedad, del gobierno, de repente trabas, pero es un negocio como cualquiera, ofrecemos productos para hacer más placentera una relación y para cambiar la monotonía de una pareja”.

En esta tienda conocen todos los productos y su uso, a los clientes que lo solicitan se les brinda una explicación de cómo usarlos y sus limitantes.

“No somos sexólogos, únicamente brindamos a los clientes una orientación sobre gustos y preferencia, aunque algunos sexólogos nos mandan clientes pero no trabajamos con ellos, conocen de nuestros productos y nos recomiendan”.

La mayoría de los productos provienen de una empresa del sur del país, donde se hacen los pedidos periódicamente de acuerdo a la demanda.

La tienda sex shop, por lo general muestra sus productos en anaqueles, para que los clientes escojan el de su preferencia, además el ambiente es animado con música tecno, además de varitas de incienso, que hacen del lugar algo diferente pero agradable para la clientela, los colores que utilizan son muy llamativos, aunque predomina el rojo.