Sesionan diputados en Tepa por 131 aniversario

Estuvieron presentes además los representantes del poder ejecutivo y judicial y el cónsul de España.

Tepatitlán

Con una sesión solemne de la LX Legislatura se festejó el 131 aniversario de Tepatitlán y su título de ciudad este domingo al mediodía. En el evento, además de los diputados y representantes del poder ejecutivo y judicial de Jalisco, reunió a las autoridades municipales y otros funcionarios.

Pese a que la intención del municipio era que el acto solemne se llevara a cabo el sábado 20 de septiembre, los diputados locales dispusieron que fuera el domingo; otro cambio en la agenda fue que se celebró en la plaza Morelos, la cual fue cercada con vallas y el acceso fue controlado con vigilancia y arcos detectores, cuando las autoridades locales habían pensado en un principio que se celebrara frente a la presidencia municipal y abierto totalmente a la población.

Estuvieron presentes 31 legisladores, suficientes para que hubiera quórum legal y se pudiera llevar a cabo la sesión solemne. También estuvieron Carlos Alfredo Sepúlveda, en representación del gobernador Aristóteles Sandoval y el magistrado Ricardo Suro Estévez, representando a Luis Carlos Vega Pámanes, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco.

Miguel Benzo, cónsul de España en Guadalajara, asistió a la conmemoración, los diputados federales Cecilia González y José Valle también hicieron presencia y representantes de partidos políticos.

Clemente Castañeda presidió la sesión solemne y desahogó los puntos de la agenda. Los diputados locales del distrito III Miguel Hernández y Elías Íñiguez dieron sendos discursos enalteciendo a Tepatitlán y su gente, mientras que Jorge Eduardo González Arana, alcalde de Tepatitlán, agradeció la presencia de los legisladores y los representantes del poder ejecutivo y judicial de Jalisco.

Un gran aguacero se soltó minutos después de haber iniciado el evento, provocando un poco de desorden entre los asistentes, que buscaron guarecerse bajo el toldo instalado en el lugar y al terminar la sesión, varias camionetas de lujo se abrieron paso entre las vallas que cercaban el centro de la ciudad, a fin de que los diputados y demás autoridades abordaran y se mojaran lo menos posible, pues la lluvia seguía en su apogeo.

Fue así que Tepa festejó su 131 aniversario, un día después y en medio del agua. Al final del evento gran parte de las vallas y los arcos detectores ya habían sido desmontados y resguardados en negocios aledaños a fin de que no se dañaran con el aguacero.