Charcos de aguas negras, basura y oscuridad

Ese es la panorama de la colonia Periodistas de Torreón un sector que dicen sus vecinos está maltratado, olvidado y en el abandono. Han llamado a las autoridades pero sin lograr su atención.

Torreón, Coahuila

Vecinos de la colonia Periodistas de Torreón se quejaron de las pésimas condiciones en las que viven. Charcos de aguas negras y potables, basura, alimañas, oscuridad y calles maltrechas son la constante.

Ubicada cerca de la colonia Latinoamericana, este sector habitacional colinda con varios terrenos baldíos. Muchos, incluso de otras colonias cercanas, aprovechan para llevar ahí sus bolsas de basura cuando nadie los ve.

Así mismo, los drenajes son un problema bastante grande. La señora Eunice Chavarría comentó que cada siete meses aproximadamente, los registros de alcantarillado comienzan a desbordar material fecal.

"No es que queramos molestar a nadie. Les pedimos a las autoridades que vengan a checar, a revisar, a limpiar, es lo que pedimos, por que no queremos que pase alguna desgracia", señaló Celia Muñoz.

Pero además, hay fugas de agua potable, en un sector en el que este servicio es deficiente. A cada rato hacen reportes al Simas, pero las veces que van, miden el nivel del agua con una varilla y se retiran.

Celia Muñoz dijo que a partir de las ocho o nueve de la noche ni siquiera dejan salir a los niños a jugar al parque, por que parece boca de lobo.

"Uno no tiene la certeza de que estén bien nuestros niños ahí. Las pocas luminarias no prenden, se han reportado y nada", aunque en el día están prendidas algunas.

Pilar Farías señaló que temen por que en los terrenos baldíos andan unas serpientes que si bien no miden más de un metro, si pueden picar a los niños.

"A mi me han salido muchas madres de alacrán y alacranes, pero no nos han picado gracias a Dios". Aparte, el moyotero está tremendo.

Por estas calles pasan niños y jovencitos que van a la escuela. Ahora están de vacaciones, pero en tiempos de clases, el peligro es grande.

Don Juan Ramírez enseñó los números de reporte que les han dado en SIMAS. Por que además, cada que reportan les preguntan si ya pagaron su recibo y hasta los revisan en el sistema a ver si es cierto. Y les piden más reportes, pero no les han dicho cuantos más requieren.

"Hemos pagado todo, no entiendo por qué no vienen. Siempre hemos pagado puntual. Ahí se ve el lago de aguas negras y por eso las casas están todas carcomidas de abajo".

Cuando llueve, se pone peor. Incluso aseguran que hasta las cucarachas ya se ahogaron en los registros que se desbordan.