Servicio de transporte sólo cambió en el precio

Las rutas de Tlajomulco circulan con camiones de antigüedad mayor a diez años.
Algunas líneas no han renovado su parque vehicular.
Algunas líneas no han renovado su parque vehicular. (Víctor Hugo Ornelas)

Tlajomulco

Usuarios del transporte público en Tlajomulco señalan que lo único que ha cambiado con la nueva Ley de Movilidad y Transporte así como la llegada del 2014 ha sido la tarifa, pues el servicio sigue con las carencias de siempre.

Según la ley que les rige, las diferentes líneas deben ofrecer a los pasajeros a través de los choferes de las rutas un trato amable al usuario, limpieza del vehículo, evitar circular a una velocidad no permitida, no pelearse el pasaje con otras rutas y vestir adecuadamente, entre otras cosas que anteponen la comodidad y seguridad al pasajero.

Sin embargo, el servicio ofrecido no presenta cambios significativos además de que existen líneas de transporte que no han renovado los camiones con antigüedad mayor a diez años, una de las condiciones que marca la ley para otorgar la concesión del servicio.

Uno de los operadores de la ruta 187 señaló que hay cinco unidades dentro de la línea en la que labora cuyo modelo es anterior al año 2003, mismas que los socios de la concesión avisaron estarán fuera de circulación en tanto les sustituyen con unidades más modernas.

Otro de los problemas que parece agravarse en este sobrepoblado municipio, es la insuficiencia para la demanda del servicio, las unidades actuales parecen no ser suficientes para dar el servicio que requiere la ciudadanía.

“Toda la semana me he tenido que venir caminando desde Las Cuatas hasta mi casa, yo vivo en (el fraccionamiento) Eucaliptos y en todo el camino, si acaso pasa un camión, pasa completamente lleno y ni siquiera se para”, señaló una persona que caminaba sobre la avenida Pedro Parra.

Además, aseguró que debido a la ausencia de camiones, tarda una hora y media más de lo habitual en llegar a su casa, pues la otra opción es esperar por más de 60 minutos en el parabus a la espera de “poder caber en un camión” o tomar taxi.

Afirman los pasajeros que últimamente hay horarios en que pueden llegar a pasar una hora a la espera del camión. “Yo entro a trabajar a las 6 de la tarde y ahora tengo que salir de mi casa como a las 3:30, y aún así a veces no pasan y tengo que tomar uno foráneo que me cobra 12 pesos y me deja en Las Cuatas, y ya de ahí agarro un taxi que me cobra si bien me va 60 pesos” aseguró una residente de San Agustín.

Los usuarios no tienen certeza de qué sucederá con el servicio de transporte público y lamentan que lejos de llegar soluciones, “se lleven a los que daban buen servicio como el Tur”, ruta que luego de circular durante varios meses tuvo que suspender el servicio ante el señalamiento de los propietarios de otras rutas que vieron afectados sus intereses y al no conseguir el permiso correspondiente para operar bajo el argumento de la entonces Secretaría de Vialidad de que no cumplían con los requisitos para el permiso, entre ellas una terminal camionera, la cual cabe señalar, no tiene ninguna ruta en Tlajomulco.