Piden atención al campo de NL

El Congreso del Estado solicitó al Gobierno Federal y Gobierno Estatal realizar programas para prevenir escenarios de sequía.

Monterrey

Ante la advertencia lanzada por la Comisión Nacional del Agua en el sentido de que Nuevo León continuará padeciendo sequía, el Congreso del Estado exhortó este martes al Gobierno Estatal y al Gobierno Federal para que de manera conjunta realicen programas preventivos de atención al campo a fin de evitar de nuevo escenarios extremos como los vividos en 2012 y 2013.

La situación que actualmente vive la entidad no es como la de hace dos años cuando el organismo citado garantizó el abasto de agua solamente por 18 meses, pues ahora las presas presentan llenos totales, sin embargo ahora es momento de prevenir, aseguró el diputado Enrique Barrios, presidente de la Comisión Especial de Atención a la Sequía, al momento en que presentaba el exhorto: "no esperemos hasta que en diciembre tengamos aquí a ganaderos pidiéndonos ayuda por no prevenir".

El documento está dirigido al Gobierno del Estado y tienen la finalidad de que a su vez instruya a la Corporación para el Desarrollo Agropecuario de Nuevo León, a la promotora de Desarrollo Rural (Proderleon) y al Fideicomiso Fondo de Fomento Agropecuario del Estado para que se coordine con las autoridades federales a fin de desarrollar acciones para mitigar los efectos de la sequía.

"Para este 2014 los pronósticos de sequía continúan vigentes, vivir esperanzados en que un huracán o tormenta tropical traiga consigo precipitaciones que resuelvan el problema es inadecuado y por ello se hace necesario que las autoridades estatales y federales se coordinen a fin de implementar acciones en el campo que mitiguen los efectos negativos de la sequía", señaló Barrios Rodríguez.

"Se hace evidente la necesidad de construcción de obras que permitan la crianza de ganado y el riego de cosechas, así como el hacer llegar información a los campesinos sobre las formas adecuadas de cultivar la tierra en estas condiciones", agregó.

El legislador panista señaló que Nuevo León es un estado en el que cíclicamente padece sequía y por ello se hacen necesarias la aplicación de políticas públicas que permitan abatir los efectos negativos de la misma.

El presidente de la Comisión Especial de Atención a la Sequía explicó que las presas abastecen el consumo humano, sin embargo no se utiliza para el sector ganadero, por lo que los pronósticos de la sequía para este 2014 deben derivar en programas preventivos.

El exhorto fue aprobado por unanimidad de los diputados durante la primera sesión de la Diputación Permanente realizada la mañana de este martes.