Senadores panistas advierten afectaciones por creación de nuevo estado

El Congreso de Jalisco aprobó las reformas constitucionales para la creación del estado Ciudad de México 

Guadalajara

El que la Ciudad de México se convierta en el estado número 32 del país traerá afectaciones económicas a las demás entidades por lo que los senadores panistas José Martínez, Víctor Hermosillo y Ernesto Ruffo advirtieron a través de un documento al Congreso de Jalisco sobre los perjuicios a los estados con la nueva entidad. 

“Representa un prejuicio a los ya limitados ingresos de nuestras entidades, debido a que con ésta reforma sólo la Ciudad de México gana económicamente en detrimento del resto de los estados”, se lee en el documento del que se dio cuenta de ser recibido durante la sesión ordinaria celebrada ayer en el congreso de Jalisco. 

En el documento se explica que al convertirse el Distrito Federal en un estado; el gobierno federal aún tendrá la responsabilidad del financiamiento de educación y salud cuando esto no sucede con los demás estados. La capital recibe de manera adicional el Fondo de Capitalidad que en este año se es etiquetó en cuatro mil millones de pesos. 

El nuevo estado llamado Ciudad de México aumentará los ingresos adicionales por parte de la federación y acceder a los fondos, recursos, ramos y programas del gobierno federal.

“La ya limitada bolsa de recursos a la que pueden acceder los gobiernos de los estados del país, se verá reducida ante el ingreso de un nuevo integrante al cual se le dará trato preferencial”, señalan. 

Los diputados del congreso de Jalisco aprobaron la reforma política para constituir el nuevo estado con 33 votos a favor, incluidos los de los diputados panitas y la abstención del diputado Pedro Independiente, Pedro Kumamoto. 

Por tratarse de una reforma constitucional, 17 de los 31 estados actuales del país deben aprobar las reformas. El Congreso de Jalisco fue el 14 estado en aprobar los dichos cambios. 

Con la aprobación, el Distrito Federal cambiará su nombre a Ciudad de México, se eliminarán las figuras de delegaciones políticas para crear municipios. Desaparecerá la Asamblea Legislativa y se convertirá en Congreso Local y los nombramientos de Procurador de Justicia y del jefe de Policía lo hará el jefe de gobierno.