Seminario de Torreón abre sus puertas a alumnos externos

El Rector, el sacerdote Aurelio González Rodríguez espera que los ordenamientos se incrementen, actualmente existe una población de 50 en formación, que debe cursar 8 años.
La colecta del Seminario Santa María Reina de Torreón se llevará a cabo el mes de abril.
Actualmente existe una población de 50 jóvenes. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Del Seminario Santa María Reina de Torreón egresan en promedio anual dos sacerdotes, tiene capacidad para 60, actualmente existe una población de 50 en formación misma que debe cursar ocho años para poder ordenarse.

El representante de Nuncio Apostólico, Christophe Pierre, encabezará la oración de bendición del nuevo edificio.

Recientemente recibieron el reconocimiento oficial ante la Secretaría de Educación Pública las licenciaturas de Teología y Filosofía, carreras que proyectan abrir la oferta para alumnados externos, tanto para hombres como para mujeres, en un periodo no mayor a tres años.

El Rector, el sacerdote Aurelio González Rodríguez espera que el número de los ordenamientos se incremente.

Este miércoles el gobernador del Estado, Rubén Moreira Valdez encabezó la inauguración de las nuevas instalaciones, el edificio académico del Seminario Mayor Santa María Reina de Torreón, con una inversión de 7 millones de pesos.

"Como el lunes está reservado para Sacerdotes y Obispos que nos visitan de fuera, se quiso tener un acto de inauguración previo, invitando a las personas que han apoyado este proyecto para que vieran el fruto de su ofrenda".

"Ya el lunes 29 en el contexto de las fiestas del 50 aniversario de Ministerio Sacerdotal del Obispo José Guadalupe, se tendrá tener la bendición con la presencia del Nuncio Apostólico", señaló el Rector del Seminario.

Le solicitaron estuviera en el seminario para bendecir las instalaciones y participar de la oración de bendición y después les ofrecerán una comida en estas instalaciones, en donde están invitados los sacerdotes de Torreón, Gómez Palacio.

"Viene también un grupo numeroso de Monterrey y algunos de Ciudad Valles, San Luis Potosí, así como de otras ciudades, hablamos de alrededor de 200 sacerdotes".

Aseguró que para ordenarse, los sacerdotes tienen que estudiar ocho años cuatro de Teología y otros cuatro de Filosofía y a este sitio pueden ingresar jóvenes que por lo menos tengan la enseñanza media superior, hay algunos que concluyeron ya la licenciatura o incluso vienen del campo laboral.

Actualmente existe una población de 50 jóvenes que se están formando en diversas etapas en el seminario. La formación completa, la concluyen solo dos anualmente.

Detalló que de nuevo ingreso para el ciclo escolar 2014-2015 se inscribieron 12, en el mes de octubre se retiró uno, quedaron 11, ahora al concluir el primer año, se retiran dos y sólo nueve continúan.

El nuevo edificio académico del Seminario son: 8 aulas, una oficina para el prefecto de estudios, la biblioteca, una sala audiovisual, cafetería y explanada de convivencias, así como también una sección de baños de visitas y un área de la iglesia.

Además de la estructura arquitectónica del edificio, lo interesante, -señaló-, es la integración de las tecnologías educativas que se tienen, esto permitirá a los estudiantes participar en videoconferencias de tal manera que esos recursos, que ahora son de actualidad, también están al servicio de la formación de los pastores.

"El seminario tiene vinculación con instituciones educativas locales, Universidades públicas y privadas y también de otros lados de la región incluyendo a la Universidad Pontificia en México y en el Vaticano".

"Se pretenden aprovechar catedráticos que tiene esa universidad y también de Roma que no pueden acudir desde tan lejos para impartir conferencias, no teníamos la infraestructura para tener acceso a ella, ahora lo vamos a tener y eso enriquece la formación sacerdotal", expuso.

Comentó que el seminario subsiste por benefactores y de las ofrendas dominicales de las iglesias de la diócesis dos veces al año, pues el seminario gasta 10 mil pesos mensuales por seminarista.

Finalmente comentó que el hecho de que el Estado les reconozca ya como licenciaturas,, significa para los estudiantes del seminario una ventaja pues en caso de que decidan no continuar con su ordenamiento, pueden incorporarse a la vida laboral.