Restaurar daños al bosque del Nevado, exigen defensores

El valor como recinto de diversidad biológica y servicios ambientales para la región demanda la protección del boque mesófilo, plantea Carbono 14 AC.

Guadalajara

Los defensores del Nevado de Colima le solicitaron al delegado en Jalisco de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Sergio Hernández González, frenar los permisos de tala en el bosque mesófilo de montaña de la mayor elevación del occidente mexicano, ante los claros riesgos de desaparición que amenazan a sus ecosistemas, y de pasada, el perjuicio por pérdida en servicios ambientales, como se demostró con el paso del huracán 'Patricia' por la región.

De hecho, el lado positivo fue demostrar como la montaña de 4,260 metros sobre el nivel del mar captó lluvias cercanas a 390 milímetros en las horas previas y posteriores a la irrupción del meteoro, a las 18.15 horas del 23 de octubre pasado. Pero también se pudo apreciar el efecto negativo de la tala del bosque: un alud proveniente de esos ecosistemas bajó hasta el valle de Zapotlán y ocasionó daños en la zona donde está enclavado el Instituto Tecnológico de Ciudad Guzmán (MILENIO JALISCO, 25 y 29 de octubre de 2015).

Por medio de una carta, los representantes del  Consejo Directivo de la Escuela para Actividades al Aire Libre Carbono Catorce AC, José María Martinez Estrada y Nora Isabel Granja Montes, “nos permitimos presentar ante usted nuestro pronunciamiento por los daños ecológicos presentados en la zona deforestada de los bosques mesófilos de montaña ubicados ubicados en el ejido de Huescalapa, municipio de Zapotiltic, Jalisco, dando lugar con este hecho no solo a la pérdida de valioso suelo forestal y afectaciones directas a la flora e indirectas a la fauna del lugar, si no también poniendo en grave riesgo la integridad de los usuarios de la Brecha ´El Milanés´ que es el camino de acceso vehicular de entrada al Parque Nacional Nevado de Colima por encontrarse en pésimo estado debido a los motivos que nos permitimos exponer”.

La idea es además que se apoye y aceleren los trabajos de restauración de la zona, “dado el inminente inicio de la temporada vacacional de invierno, la cual atrae una gran cantidad de visitantes al Parque Nacional, además de la urgencia del resarcimiento de los daños causados y la toma de medidas preventivas, nos permitimos con todo respeto hacer de su conocimiento nuestro pronunciamiento ante tales hechos, así como solicitar denodadamente su valiosa intervención para la solución a estos lamentables hechos”.

La carta fue entregada el pasado 18 de noviembre en las oficinas de la delegación de la Semarnat en Guadalajara, y no ha obtenido respuesta oficial aún.