Inversión para la cuenca del río Nazas debe crecer

Cada vez habrá menos lluvia, entonces se tendrá que ser más eficientes en captarla y por eso la importancia de acrecentar los trabajos de conservación señaló el titular de Semarnat en Durango.
Semarnat señala que se necesitan más recursos para la cuenca del río Nazas.
Semarnat señala que se necesitan más recursos para la cuenca del río Nazas. (Nancy Méndez Lozano)

Lerdo, Durango

De acuerdo con los ciclos y con el famoso fenómeno del 'Niño' y la 'Niña', el 2016 se prevé un año de pocas lluvia.

"Por eso es importante el tema de la inversión para la conservación de la cuenca alta del Río Nazas, nuestra fábrica de agua", expuso el secretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente en Durango, Maximiliano Silerio Díaz.

Puntualizó que La Laguna vive por arriba de un 80 por ciento del agua que proviene de aquí, "para el sistema de riego y de agua potable es de allá".

Por eso la importancia de acrecentar los trabajos de conservación de la cuenca alta del Río Nazas, ya que cada vez habrá menos lluvia, entonces tendremos que ser más eficientes en captarla.

"Actualmente, contamos con un balance hídrico negativo, lo que quiere decir que estamos extrayendo más agua de la que se está recargando en los acuíferos. De tal manera que ahora se está bombeando agua a más de 600 metros de profundidad, por eso la concentración de metales pesados como el arsénico".

Señaló la importancia de la inversión para la conservación de la cuenca alta y baja del Río Nazas, para de esta manera garantizar agua futura para la región.

"Hasta la fecha se han invertido 90 millones de pesos, de los cuales 40 millones provienen del gobierno del Estado de Durango, 45 millones del gobierno Federal y cinco del gobierno del estado de Coahuila. El propósito es la inversión de un aproximado de entre 10 y 12 millones de pesos al año en la conservación de la cuenca", compartió.

"Cuando las cuencas no se encuentran estables se genera arrastre de tierra, erosión del terreno, se azolvan las presas y finalmente el agua que cae no es de máxima utilidad.

Sin embargo cuando una cuenca está bien cuidada, reforestada, con cobertura vegetal completa del todo el terreno, cuando existen obras para evitar la erosión, como el cabeceo de cárcavas y presas filtrantes, eso nos permite que el agua se infiltre y que además sea de mejor calidad.

"Si se pronosticaran lluvia abundante todo el tiempo entonces tal vez no hubiera demasiada preocupación pero las circunstancias apuntan a que esto será cada vez menor", finalizó.