Acto desinteresado de amor: rescate y adopción

Albergue Corazón Canino da varios consejos para las personas que encuenten perros o gatos en la calle y los primordial es tomar la responsabilidad de quedarse con él.
Adopta y haz feliz a un perro o gato.
Adopta y haz feliz a un perro o gato. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Es probable que a todos les ha sucedido una situación que por desgracia se repite en todo el país: encontrar en la calle a algún animalito en riesgo, sano o tal vez enfermo.

En el marco de la Semana de Salud Canina impulsada por el Ayuntamiento, el Albergue Corazón Canino comparte consejos prácticos para las personas que en algún momento dado se encuentran con la oportunidad de brindarle a un perro o gato abandonados, un hogar.

Martha Téllez, indica que lo primero al tomar la decisión es hacerse responsable.

Actualmente los servicios veterinarios han dejado de ser un lujo y son sumamente accesibles.

“Nada de que lo voy a recoger para luego echarlo a la calle o para ir a aventárselo a un albergue, o a mi abuelita. No, es para hacerme responsable del animalito que estoy ayudando”.

Existen alternativas, tales como ponerlos en adopción tras vigilar la salud de ese ser que siente dolor, tristeza, alegría y que también tiene la capacidad de sentir el afecto de una persona.

Señala Martha que en primera instancia, hay que brindarle al gato o perro agua y alimento, sobre todo agua y contemplando que en la calle es difícil que puedan
tener acceso a una fuente de agua.

Después se debe de llevar a un veterinario, que indicará qué necesita: baño, desparasitaciones, vacunas y programar una esterilización después de un tiempo, cuando se confirme que esté bien el rescatado.

“No se pueden tomar riesgos, hay que tomar un tiempo, unos diez días para observarlo y estar seguros de que no tenga ninguna enfermedad, para luego poderlo dar en adopción”.

Rescatar a un perrito o gato de la calle, vale mucho la pena. Corazón Canino y los demás albergues que funcionan en La Laguna, como Ananda, Dala o Ladridos con Alas, brindan orientación a quienes tengan dudas al respecto, aunque por lo regular la gente les habla solo para dejarles perritos o gatitos.

Actualmente los servicios veterinarios han dejado de ser un lujo y son sumamente accesibles.

Por ejemplo, un perro con sarna que la gente teme agarrar, puede curarse con un tratamiento de tres inyecciones que cuestan en total 150 pesos en la veterinaria de Corazón Canino.

Dice Martha Téllez que se puede agarrar al can con las manos, siempre y cuando la persona se lave bien después de hacer el rescate o envolverlo en una toalla o una sábana.