"La Providencia" mantiene menú de Cuaresma

Con 55 años de respaldo, el restaurante ubicado en avenida Guerrero y la calle Donato Guerra en el Centro de Torreón, mantiene abiertas sus puertas y un excelente servicio para los comensales.
Las recetas y el toque de la cocina no han cambiado y se mantiene la intención de ofrecer el menú que los comensales quieren disfrutar.
Las recetas y el toque de la cocina no han cambiado y se mantiene la intención de ofrecer el menú que los comensales quieren disfrutar. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Desde 1960, la familia Juárez vende el pipían más rico de la región, mantienen la tradición de la comida casera vendida a buen precio, el mejor servicio posible y un ambiente familiar en su restaurante "Providencia", situado en la esquina de la avenida Guerrero y la calle Donato Guerra donde se ofrece el buffet de cuaresma los viernes entre 13:00 y 17:00 horas.

Tania Moreno de Juárez y Alberto Juárez de la Riva, fueron los fundadores de la "Providencia".

Manuel Juárez señala que las recetas y el toque de la cocina del "Providencia" no han cambiado y se mantiene la intención de ofrecer el menú que los comensales quieren disfrutar y se mantiene como una cocina accesible con los mejores sabores en el Caldo de Chuales, lentejas, garbanzos y postres como torrejas y capirotada.

"Mi mamá era quien le daba ese toque a la comida casera del restaurante. Ahora es un equipo de trabajo que preparan los alimentos de una forma casera, al estilo Providencia" dijo Manuel Juárez.

Los clientes son de muchos años, acuden a disfrutar las recetas que dejó la señora Moreno, en especial Leticia Meléndez quien durante casi una década ha continuado la tradición del restaurante.

El secreto es que la "Providencia" se ha convertido en una institución, más que una tradición, es parte de un grupo de locales que se mantienen, como Chita, La Copa de Leche y algunos sitios del mercado Juárez.

Se mantiene en el gusto del cliente porque da un buen servicio, una atención esmerada y mantiene cartas por más de 45 años, como la de Cuaresma que se sirve en buffet y se acompaña de la bebida Sangre de Cristo, que es agua de betabel con frutas diversas.

Se puede encontrar potaje de habas, lentejas, caldo de garbanzo, pescado empanizado, tortitas de camarón con pipián y nopalitos.

El caldo de Chual es un maíz especial que se pone a secar, luego se resquebraja y se añade al agua hirviendo que contiene pico de gallo guisado con poco aceite, licuado de tomate, cebolla, luego que hierve, se añade pimienta y cominos.

La Providencia no ha batallado con el paso del tiempo, tiene su clientela y está abierto hasta la medianoche con una carta muy amplia y a precios accesibles.

El señor Juárez trabaja en el restaurante desde que era niño y viajaba hasta la Alianza en su bicicleta con una parrilla para la compra de los alimentos que se preparaban en "La Providencia" y en las sucursales que han existido en los 55 años que tiene de vida.

Ya de joven continuó ayudando a su mamá con el mandado que se llevaba desde La Alianza, el único mercado que existía.

Ahora sigue comprando "pura calidad, es lo que metemos aquí, igual en frutas y verduras para el deleite de los clientes en los viernes de Cuaresma, la mejor hora para visitar el sitio es de 13:00 a 17:00 horas, vienen familias enteras y aunque la mayoría de los clientes son gente grande, también vienen jóvenes y algunos niños"