Semadet suspende entrega de hologramas a talleres no acreditados

La dependencia revisa el programa de control de emisiones, luego de anomalías registradas en la operación de talleres, y la detención de mecánicos fraudulentos.
Algunos talleres ya ofrecen el holograma de verificación.
Solo 352 talleres con acreditación vigente (Carlos Zepeda)

Guadalajara

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) notificó hace unos momentos que se ha suspendido la entrega de hologramas de la verificación de vehículos a más de 400 talleres que no están acreditados, y por ende, no garantizan el cumplimiento de la norma federal para revisar las emisiones contaminantes.

En conferencia de prensa, la secretaria del ramo, Magdalena Ruiz Mejía, refirió que las cifras del problema son las siguientes: solo 352 talleres con acreditación vigente, que sí recibirán los hologramas, por 159 talleres en trámites de reacreditación y 286 más que no han hecho trámite, para un total de 797 talleres.

De los que están en trámite, se les está revisando para determinar si podrán dar el servicio. El anuncio se da a la par de la suspensión de acreditaciones nuevas que determinó el ejecutivo estatal en diciembre pasado, lo cual se difundió solamente por medio del periódico oficial El estado de Jalisco.

No obstante, la página de Internet de la dependencia mantiene los datos sobre hologramas y requisitos a cubrir para otorgarlo. Cuesta 27 pesos ante la dependencia. Los requisitos son: Estar acreditado al programa de Control de Emisiones Vehiculares, presentar identificación oficial como autorizado al programa de Control de Emisiones Vehiculares; no tener irregularidades en el programa de Control de Emisiones Vehiculares; presentar original y copia del recibo de pago de la compra de Hologramas que expide la oficina Recaudadora, y entregar 80 por ciento de los hologramas de la última entrega y el 20 por ciento de la penúltima restante.

En el último mes, la Semadet, por medio de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa), ha descubierto en flagrancia dos talleres que realizaban verificación con “autos madrina”, esto es, usaban un vehículo afinado para que sus datos sirvieran para vehículos que no pasaban la prueba pese a la afinación, lo que configura el delito de fraude. Esta clase de anomalías se dieron también durante la pasada administración estatal.