ASF aún no notifica observaciones al Seguro Popular

Antonio Cruces señala que deja el OPD tranquilo y reitera que todos los señalamientos serán solventados.

Guadalajara

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) aún no notifica al Seguro Popular Jalisco las observaciones que realizó al ejercicio presupuestal 2014, y que implican al 80 por ciento de los recursos auditados, informó Antonio Cruces Mada, quien dejará el cargo de director de este organismo público descentralizado (OPD) el próximo lunes, para asumir como secretario de Salud estatal.
 
En entrevista con MILENIO Jalisco, Cruces Mada aseguró que se va “muy tranquilo” del Seguro Popular. Reiteró que serán solventadas todas las observaciones de la ASF en su momento, aunque ya será su sucesor, Celso Montiel Hernández, quien deberá culminar ese procedimiento administrativo. Este medio dio a conocer que las irregularidades señaladas por el organismo auditor ascienden a 2 mil 986 millones de pesos.
 
“El Seguro Popular lo dejamos en condiciones muy sanas de financiamiento. En ningún momento la ASF nos fincó una responsabilidad; en ningún momento nos genera un pliego de responsabilidad administrativa sancionatoria. Únicamente, nos pide solicitud de aclaración. Nosotros ya tenemos la evidencia comprobatoria y estamos en espera de que la Auditoría nos responda a lo que le enviamos, aún cuando no nos ha notificado todavía”, sostuvo.
 
Cruces Mada puntualizó que no obstante deja la titularidad del OPD estará muy al pendiente de que se concluyan los procesos. Ejemplificó que el informe de la ASF refiere 1,734 millones de pesos no devengados, lo que implica que no se gastaron. Lo que sucedió es que al emigrar al nuevo sistema de contabilidad gubernamental “hubo un retraso en el proceso administrativo que veníamos haciendo mes con mes, y en abril que viene la auditoría y piden el corte de 2014 había un retraso en la contabilidad de los cierres fiscales de seis a ocho meses”.
 
Esto, refirió, tampoco se reflejó en cuentas bancarias, por lo que para la ASF el recurso ingresó, pero no había salidas y lo fincó como observación para a futuro aclarar en qué se gastó. “Estamos tranquilos”, insistió.