Diez en seguridad, cero en obra pública

Esa fue la calificación para el gobierno de Eduardo Olmos según el presidente del CLIP. Destacó la obra de la Plaza Mayor que aún se adeuda y el Bosque Urbano que deja mucho que desear.
El informe de Eduardo Olmos fue en el Bosque Urbano, una de las obras que "presumió".
El informe de Eduardo Olmos fue en el Bosque Urbano, una de las obras que "presumió". (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP), Eduardo Castañeda, dio su opinión sobre el último informe del alcalde de Torreón, Eduardo Olmos y a pesar de que se destacaron aciertos en el tema de seguridad, ante medidas como la integración de una nueva policía municipal, la administración no puede ocultar que está reprobada en obras y servicios.

“Sí es un punto bueno el que haya fundado una nueva policía, pero en cuestión de obras y servicios yo creo que hay mucha deficiencia”.

Se desatendieron los aspectos básicos, los servicios públicos, la infraestructura básica.


Destacó que a pesar de que se ha manejado un fuerte presupuesto, estima que cerca de seis mil millones de pesos en los cuatro años de la administración, el recurso no se ve reflejado en el mejoramiento de la ciudad. Ya que señala que a la obra más importante a la que hace referencia es la Gran Plaza.

Otro de los logros anunciados fue el Bosque Urbano, del cual comentó que resultó una edificación encarecida que deja mucho que desear. "El Bosque Urbano en comparación con el de Saltillo, resultó carísimo". Agregó que dentro del informe se destacaron como obras de la administración las realizadas con el recurso del Impuesto Sobre Nómina, como el Distribuidor Vial Alianza, que no se debieron incluir.

Un punto bueno fue la nueva policía, pero en obras y servicios yo creo que hay mucha deficiencia.


"Se tuvieron los recursos, pero el equipo de trabajo no respondió a la encomienda y los platos rotos los están pagando los torreonenses, es una experiencia que deberá considerar la próxima administración.... Se gastó mucho dinero y la ciudad no lo refleja, ya que su equipamiento y sus servicios son de pésima calidad".

Tomás Galván, miembro del Grupo Empresarial Lagunero, destacó que se le dió énfasis a lo relacionado con la Plaza Mayor, una obra que agregó que ha sido muy cuestionada, pero se desatendieron los aspectos básicos, los servicios públicos, la infraestructura básica.

"Si bien en infraestructura no hay recurso que alcance, porque las ciudades demandan mucho, lo esencial es que los servicios públicos estén al día. Sabemos que la ciudad de Torreón está creciendo y que hay áreas que demandan más servicios, pero cuando se hace de manera planeada y clara, creemos que es algo que tiene que darse", dijo.