Segunda parte del ciclo escolar viene fuerte para los maestros

Viene un exceso de trabajo para los maestros, porque vamos a empezar a señalar y a buscar los alumnos que traen reprobación entre 5 y 6 para darles un seguimiento especial.
Profesores tendrán que trabajar más, con la reforma educativa.
Profesores tendrán que trabajar más, con la reforma educativa. (Redacción)

Cd. Mante

La reforma educativa obligará a los maestros a trabajar más y demostrar rendimiento a través de las evaluaciones que se aplicarán, inclusive deben disminuir el índice de reprobación en base al desempeño, señaló el supervisor de secundarias generales José Carlos Balboa Ayala.

Indicó el supervisor que el inicio de año y la segunda parte del ciclo escolar viene muy cargada en lo referente al trabajo de los docentes a quienes ya se les informó que el principal objetivo es, abatir la reprobación en secundarias.

“Viene un exceso de trabajo para los maestros, porque vamos a empezar a señalar y a buscar los alumnos que traen reprobación entre 5 y 6 para darles un seguimiento especial;  el sistema quiere abatir los porcentajes de reprobación que a veces  son muy altos y por ejemplo, tengo compañeros con 14 grupos, una maestra que da 3 horas de inglés multiplicados por 14 son 42 horas  y ahí es donde se les ha pedido enfocarse más con los grupos donde traen mayor porcentaje de reprobación”.

Reconoció que hay maestros que prefieren “regalar” calificaciones por no batallar con los alumnos y es a ellos a quienes se les exigirá mayor rendimiento porque inclusive  dijo,  esto es de rendición de cuentas y la misma reforma así lo establece, por eso se cuidará de que los resultados finales sean reales.

“Para eso  vienen los exámenes y esa va a ser la medida porque tienen que dar resultados,  hay que recordar que también se evalúa al maestro y aunque ya no habrá ENLACE, debe de venir algo más centrado y ubicado con el ánimo de evaluar a quienes realmente están trabajando”.

Recalcó que en el nivel de secundaria, los índices de reprobación son de un 14 por ciento, es decir  de cada cien alumnos hay 12 ó 14 reprobados, pero con esto el apretón viene mejor y el compromiso es bajar  de 10,  exigiéndoles trabajo y resultados.