Monterrey, municipio con más secuestros en último trienio

De noviembre de 2012 y hasta septiembre de 2015, 110 ciudadanos fueron privados de la libertad. 
secuestro
(Especial )

Monterrey

En el último trienio se han presentado 110 casos de personas secuestradas en Nuevo León; según información de la Procuraduría General de Justicia del Estado, la mayoría de éstos se han dado en la zona metropolitana.

De noviembre de 2012 y hasta septiembre de 2015, 110 ciudadanos fueron privados de la libertad y la problemática aún no termina, pues en el último año se han presentado 26 casos de este delito contra la libertad.

Los municipios que encabezan la lista con más secuestros en los últimos tres años son:

  • Monterrey:22
  • Guadalupe: 18
  • San Nicolás de los Garza: 14

Sin bien, durante el trienio el tope más alto se tuvo de noviembre de 2012 a diciembre de 2013 con 53 casos, lo cierto es que el problema sigue en la entidad.

Según cifras de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León en 2014 se presentaron 40 secuestros.

Ningún municipio de área metropolitana se ha salvado, están: Apodaca, Santa Catarina, San Pedro Garza García, Escobedo, San Nicolás, García y Juárez, pero el problema se extiende a otros como General Bravo y China, pues ahí se dieron dos casos en los últimos dos meses.

Otros más donde se ha presentado la problemática es Santiago, Pesquería y Allende.

Lamentablemente algunas personas no presentan denuncia ante las autoridades, pues tienen temor de que se complique el "rescate" de su ser querido o bien, porque no se le da seguimiento al caso.

En muchas ocasiones se pide rescate, pero la víctima es asesinada y otros simplemente no aparecen.

Además, las autoridades no dan a conocer a través de transparencia de manera específica cuántas personas de las secuestradas fueron liberadas con éxito, si se pagó rescate o no; o bien, si fueron privadas de la vida.

Durante 2012, de acuerdo a cifras de la Unidad Especializada Anti Secuestros de Nuevo León, el 84 por ciento de los secuestradores fueron hombres y el 58 por ciento se encontraba entre los 18 y 30 años de edad. En la mayoría de los casos, los secuestrados son varones.