Sector energético atrae a 6 de 59 universidades

Aunque la región sea distinguida en materia energética, únicamente el 10 por ciento de las instituciones de nivel superior ofertan un perfil apto para las necesidades de las empresas.
Educación señala que los cambios generan una ventaja competitiva que evita la migración de alumnos.
Educación señala que los cambios generan una ventaja competitiva que evita la migración de alumnos. (Cortesía)

Tampico

Solo seis universidades de las 59 de reconocimiento nacional entre privadas y públicas que se encuentran entre Tampico, Madero y Altamira ofrecen opciones para el desarrollo escolar en áreas del sector energético.

Aun cuando el sur de Tamaulipas es distinguido por ser promotor del auge petrolero además del turístico y comercial, únicamente el 10 por ciento de las instituciones de nivel superior ofertan un perfil apto para la industria petrolera.

De acuerdo con la Secretaría de Educación del Estado, en la zona conurbada existen 14 universidades públicas; 9 en Tampico, 2 en Ciudad Madero y 3 en Altamira.

Y 45 universidades privadas; Tampico tiene 30, Ciudad Madero 12 y Altamira 3. Por ello, con motivo de la reforma energética las universidades de la zona conurbada tanto a nivel profesional como técnico, modifican sus planes de estudio, buscando satisfacer el recurso humano que requerirá el sector industrial por medio de adaptar licenciaturas y crear maestrías y diplomados.

Estudios y análisis de mercado y competitividad, son los que han apoyado la propuesta de diferentes instituciones de educación superior para brindar una adecuada oferta educativa que satisfaga el auge previsto en generación de empleos con la llegada de inversiones de empresas extranjeras a la zona.

La recomendación surge tras el déficit de personal profesional formado en las áreas especializadas que detectó la Asociación de Industriales del Sur de Tamaulipas, indicando que en la región dichos puestos laborales son desarrollados por profesionales de Venezuela, Colombia y España, en compañías contratistas de Pemex.

De acuerdo con Diódoro Guerra Rodríguez, secretario de Educación en Tamaulipas, que las instituciones de educación superior inviertan en la generación de nuevos planes de estudio con posgrados relacionados con el petróleo y la energía generan una ventaja competitiva que evita la migración de alumnos.

Precisó que la idea es que se especialicen los ingenieros actuales con un posgrado para que puedan acceder a trabajos en esas compañías contratistas que es lo que sigue en cuanto a desarrollo industrial en el país. “La preparación técnica que se está dando en la entidad es única a nivel nacional, el grado de importancia y de penetración que está teniendo la preparación media superior que se está cursando cada vez es más valorada.

También hemos trabajado con los subsistemas de educación técnica para no quedarnos rezagados y aprovechar esta coyuntura que nos da la Reforma Energética”.

En Tamaulipas, las universidades públicas son quienes cuentan con una mayor infraestructura en comparación con universidades privadas, no obstante la matrícula de éstas últimas aumenta en promedio 5 por ciento en cada nuevo ciclo escolar.  

Sin embargo, de acuerdo con el Inegi en el estado urge la necesidad de implementar nuevas políticas educativas, ya que actualmente la situación de los egresados es que por cada 10 alumnos que terminan la universidad solo cuatro encuentran empleo tres años después de su egreso.

Y de esos cuatro egresados, solo tres se emplean en el área que estudiaron en la universidad, en tanto que, el cuarto se dedica a tareas diferentes a lo que vio en las aulas.