Pozos de carbón necesitan mirada del gobierno

El Secretario de Actas de la Sección 312 de Minera La Encantada, indicó que estas minas irregulares en las cuales se han suscitado más accidentes deben ser revisadas.
El secretario de Actas de la Sección 312 de Minera La Encantada dijo que en promedio, el salario que perciben los mineros es de alrededor de 110 a 120 pesos diarios.
El secretario de Actas de la Sección 312 de Minera La Encantada dijo que en promedio, el salario que perciben los mineros es de alrededor de 110 a 120 pesos diarios. (Miguel Ángel González)

San Juan de Sabinas, Coahuila

La existencia de los llamados "pozos de carbón", es decir, aquellas minas de carbón irregulares en las que se extrae el material y en las cuales se ha suscitado la mayor cantidad de accidentes fatales por las condiciones de alto riesgo en que laboran sus trabajadores.

Solís Dávila dijo que en promedio, el salario que perciben los mineros es de alrededor de 110 a 120 pesos diarios.

A decir de Javier Solís Dávila, secretario de Actas de la Sección 312 de Minera La Encantada, es necesario que esto no continúe y que el gobierno voltee la mirada hacia anomalías en que caen dichas "empresas" y que ante la necesidad de la gente, no les queda más remedio que trabajar en esas minas bajo el riesgo de no regresar a ver a sus familias.

Participante de los eventos de homenaje a los 65 mineros caídos en la Mina 8 de Pasta de Conchos, en el municipio de San Juan de Sabinas, fue cuestionado sobre las condiciones en las que laboran los mineros, sobre todo aquellos que por necesidad tienen que hacerlo en los llamados "pocitos", minas irregulares de donde se extrae carbón de forma insegura explicó: "En cuestión de la minería, este siempre es un trabajo riesgoso que tenemos, y más en esas condiciones de alto riesgo, el salario que se percibe es muy bajo, no alcanzamos pagar colegiaturas mayores como para mandarlos a otras escuelas", explicó.

Al ser cuestionado acerca del nivel salarial que alcanzan, Solís Dávila dijo que en promedio, el salario que perciben es de alrededor de 110 a 120 pesos diarios, lo que consideró como reducido comparado con el alto riesgo al que están expuestos, por lo que en cierta forma se ven obligados a trabajar más para obtener más, tal y como hace nueve años pasó con los 65 mineros caídos, de quienes se asegura, tenían que obtener más producción para ganar unos pesos más.

"Es complicado desligar esta actividad de nuestros hijos, pero aquí lo que más nos pega son los salarios que están muy bajos".

"Para alcanzar una bonificación, las empresas nos piden una cantidad exagerada de material para que pueda uno ser candidato a una bonificación, es por material extraído, se nos paga la extracción, trituración y de allí depende una bonificación para nuestras familias".

Sin embargo, agregó que falta que el gobierno volteé para que vea las múltiples anomalías en cuestión de seguridad y el trabajo tan riesgo que tienen que desempeñar para llevar un poco más de ingreso a su familia y darles a sus hijos la educación que calidad que ellos no tuvieron.

"La mayoría de nosotros no queremos que sigan nuestro ejemplo de llegar a la minería, ojalá lo logremos. Es complicado desligar esta actividad de nuestros hijos, pero aquí lo que más nos pega son los salarios que están muy bajos y que así no podríamos enviar a nuestros hijos a otras escuelas para que estudien una profesión", finalizó.