Se preparan para recibir año nuevo

Las familias preparan los platillos para la cena; los lugares donde concluirán los festejos ya están listos.
Los platillos mexicanos no pueden faltar.
Los platillos mexicanos no pueden faltar. (Archivo)

León, GTO.

Llegó la celebración de Año Nuevo, por lo que familias enteras y grupos de amigos ya tienen listo los lugares donde concluirán los festejos decembrinos y dar comienzo a un año más.

En el caso de las celebraciones familiares, la cena para Fin de Año se compone en su mayoría de platillos mexicanos que con el paso del tiempo se han convertido en una tradición durante estas épocas decembrinas.

La cena de Fin de Año

En la mesa familiar no faltarán los tamales, platillos de origen prehispánico elaborados con masa de maíz rellenos de carne, chile o azúcar envueltos en una hoja de mazorca o de plátano.

El tiempo de elaboración de los tamales es de 3 horas aproximadamente.

Aunque los ingredientes del tamal han variado, los tradicionales, elaborados de carne de puerco con salsa roja, queso con chile, pollo, elote, guayaba, fresa o piña nunca han faltado en la cena familiar.

Un platillo que también se acostumbra durante las épocas decembrinas es el bacalao a la Vizcaína, aunque es proveniente de la gastronomía ibérica, México lo ha adoptado como parte de su cultura culinaria.

Para preparar el bacalao, previamente se le tiene que remover la sal, por lo que expertos en gastronomía recomiendan sumergirlo en agua al menos 48 horas.

Después de cocerse, se sirve con aceitunas, aceite de oliva, cebolla y pimiento y es además un platillo que se disfruta recalentado.

La cochinita pibil es un platillo yucateco elaborado con carne de cerdo sazonada con jugo de naranja, cebolla morada y chile habanero, todo cocido dentro de un horno de tierra y es una buena opción para consumir en la cena de Fin de Año.

Después de la cena se pueden acompañar los festejos con un postre, en los que figuran los buñuelos endulzados con piloncillo y canela.

Estos platillos pueden acompañarse con un ponche de frutas elaborado con tejocote, guayaba, caña de azúcar, ciruela pasa, manzana y un poco de canela. También se le puede añadir ron o alguna otra bebida alcohólica y tener un ponche 'con piquete'.

El brindis de Fin de Año

Después de la cena, sigue el brindis, momento en que todos los asistentes levantan sus copas y manifiestan buenos deseos.

Por lo general se brinda con sidra, champaña, vino u otra bebida con alcohol.

Durante esta temporada, las casas vinateras ponen a la venta el resultado de sus mejores reservas.

La sidra es la bebida más común utilizada para brindar, está elaborada del zumo fermentado de la manzana y por lo general posee baja graduación alcohólica.

Además se puede encontrar en el mercado a precios accesibles.

Otra bebida que los leoneses consumen durante los festejos de Fin de Año es la cerveza, al igual que el tequila.

En el caso del vino, existen varios tipos, dependiendo de la uva y la región en la que han sido cultivadas, además de su color y textura

El vino tinto es uno de los más consumidos en el mundo y resalta por su sabor agrio que es un buen acompañante para los cortes de carne y pan durante las reuniones.

También se encuentra el vino blanco que se caracteriza por tener un sabor dulce y estar elaborado con uvas tipo, Sémillon y Sauvignon Blanc. Éste resulta adecuado para degustar solo y a bajas temperaturas por su gran contenido de azúcares resultado de la pulpa de la uva y su fermentación por lo que es uno de los favoritos para el brindis,

El precio de los licores dependerá de su casa productora y añejamiento, además se solicita a los compradores verificar que el producto cuente con certificados de calidad y sobre todo hacer un consumo prudente.