Scouts del país se reunieron en Puerto Vallarta

Se realizó la liberación de crías de tortuga marina y se nombró al estero El Salado base internacional de ese movimiento.
Los dirigentes del movimiento scout se reunieron para desarrollar obras concretas de beneficio colectivo.
Los dirigentes del movimiento scout se reunieron para desarrollar obras concretas de beneficio colectivo. (Cortesía)

Puerto Vallarta

La Asociación de Scouts de México, A.C., celebró en Puerto Vallarta una reunión nacional en la que el tema primordial fue el cuidado al medio ambiente, de tal forma que el programa de actividades incluyó la liberación de crías de tortuga marina y nombrar al estero El Salado base internacional de ese movimiento.

El evento fue denominado INDABA Nacional 2014, ya que indaba es una palabra zulú que significa reunión, asamblea, intercambio colectivo de ideas para la acción.

El objetivo fue reunir a los líderes y /o dirigentes del movimiento scout para que de una forma organizada desarrollaran obras concretas de beneficio colectivo. En el marco de celebración se hizo trabajo de interés colectivo, en este caso particular en El Salado, considerado por los organizadores “una Base Scouts del Mundo”.

Indicaron que se eligió a Puerto Vallarta por sus bellezas naturales y por vivir un auge en el movimiento scout en los últimos meses bastante significativo.

Encabezaron las actividades Moisés Ruvalcaba Ceja, presidente de Provincia Nayarit, Adela Guadalupe Maldonado Flórez, Comisionada Nacional de Fortalecimiento al Voluntariado y Carlos Macías Ordóñez, director nacional de Gestión Institucional.

Entre otras cosas, hubo un rally por la ciudad, formando equipos con integrantes de diferentes ciudades del país, del muelle de Los Muertos al Parque Hidalgo, con un total de 10 bases.

Hubo una velada en la que fueron liberadas alrededor de 150 crías de tortuga golfina.

En el auditorio del Cecatur se realizaron unas conferencias sobre voluntariado y unos talleres sobre los perfiles que deben tener los voluntarios.

Recientemente nombrado como Base Scouts del Mundo, el estero El Salado fue el punto final del evento, en el que se formaron seis equipos que conocieron las características de ese espacio natural.