Santa Muerte levanta ventas de yerberos

En el mercado Manuel Acuña de Francisco I. Madero Coahuila, la propietaria del local ‘El Indio’, compartió que el día de muertos la gente le compró a la imagen veladoras para adorale.

Francisco I. Madero, Coahuila

En un ambiente donde el pensamiento mágico fusiona idolatrías de cristianos y narcos, los yerberos en los mercados aseguran que las ventas repuntaron tras celebrar el 02 de noviembre a la Santa muerte.

En el mercado Manuel Acuña el aromático camino de las yerbas y productos naturales abre la puerta a otros sentidos y desde los remedios caseros de las abuelas, los tés y los jarabes, se pasa a los amarres para retener al amante, el aerosol para atraer el dinero y la fortuna y los fetiches de protección sean de Pancho Villa, la Virgen de Guadalupe, Jesús Malverde o la Muerte.

La presencia en imágenes diversas de la Santa Muerte es recurrente en cada rincón.

En el local de El Indio, su propietaria Alejandra Ramírez, explicó que la gama de productos es casi infinita aunque todas las mercancías tengan el mismo propósito: generar un poder de creer que engendra el pensamiento mágico en cuanto a la resolución de conflictos considerados imposibles.

“Tengo dos años en la yerbería ypor ejemplo ahora vendemos La Moringa que la buscan para la diabetes, mala circulación y la prevención del cáncer,  también para dolencias, cefaleas, nervios y estrés”, expresó.

No obstante la presencia en imágenes diversas de la Santa Muerte es recurrente en cada rincón. A ella, dijo Alejandra, la gente le compró el día de los santos difuntos sus inciensos y veladoras para adorarle.

“La más grande que tengo cuesta 5 mil pesos porque es de fibra de vidrio y la que está en la entrada, más oscura cuesta 2 mil 500 porque es de papel y resina. Tenemos unas sentadas de 450 pesos y pues varía”.

Mientras interpreta la diversidad en torno a una sola imagen, entra una señora y pregunta el costo de una imagen trilliza. Se trata de Las Tres Muertes Sentadas: la ciega, la sorda y la muda. La mujer sin titubeos aceptó pagar por ella 130 pesos y con una sonrisa salió del local.

Junto a la Santa Muerte también coexisten imágenes del inventario católico, las vírgenes de Guadalupe y los San Judas son los más populares.

“Luego de La Moringa y de la Santa Muerte lo que más se vende son productos para bajar de peso porque las mujeres somos vanidosas. Tenemos árnica para las úlceras, cola de caballo para combatir problemas del riñón y otras que busca la gente porque algunos medicamentos son tan fuertes que hacen daño y buscan remedios alternativos”.

Antes de poder terminar su idea entra otra señora y le pregunta por las cápsulas de alcachofa, que aseguran, son diuréticas y ayudan a bajar kilitos. 60 pesos menos en la bolsa y la señora sale satisfecha con su producto.

Junto a la Santa Muerte también coexisten imágenes del inventario católico, las vírgenes de Guadalupe y los San Judas son los más populares en tanto que en un rinconcito se deja ver en un escapulario a Pancho Villa y en contra esquina a Jesús Malverde, el santo de los narcotraficantes.

Veladoras, perfumes que aseguran contienen feromonas, jabones que no etiquetan contenido y hasta colibríes o chuparosas muertos como amuletos para amarrar a la persona amada forman parte de un enorme inventario donde la reina está muerta pero vive en el imaginario colectivo.