330 mil asistieron a la Santa Cena

La Luz del Mundo realizó La Santa Cena en la que se repartieron dos toneladas y media de pan y 15 mil litros de vino.

Guadalajara

Este jueves, como cada 15 de agosto, se celebra la fiesta religiosa más importante de la iglesia La Luz del Mundo, la Santa Cena, con la que conmemoran el sacrificio de Jesucristo. Su líder internacional, Samuel Joaquín Flores estuvo presente en la solemnidad, a pesar de que como él mismo dijo, está débil por la enfermedad que padece, pero con fuerza suficiente para hablarles en varias ocasiones.

La Santa Cena y toda fiesta de la Santa Convocación que se realiza del 7 al 15 de agosto, se llevó a cabo en torno al aniversario de los 50 años de Samuel Joaquín al frente de la iglesia, líder a quien identifican como Apóstol de Cristo.

La Santa Cena comenzó a las 16.00 horas, pero el momento culminante llegó alrededor de las 19.00 horas cuando se consagró el pan. La bendición la realizó Samuel Joaquín Flores y después 1,500 ministros lo repartieron a todos los fieles presentes.

Para realizar la ceremonia solemne de la Santa Cena, se preparan el pan y el vino en las propias instalaciones de la Luz del Mundo. Este año se elaboraron dos toneladas y media de pan y 15 mil litros de vino o jugo de uva, los cuales se repartieron entre los 330 mil asistentes que viven la ceremonia con mucha intensidad y emociones como el llanto y el fervor.

Este año se reunieron en la sede principal de la de la Hermosa Provincia más integrantes de los esperados: se estimaba que llegarían 315 mil de 45 países del mundo  y la cifra superó los 330 mil, por lo que se ubicaron en muchas de las calles aledañas al templo que antes no solían ocupar. Además, la ceremonia se realizó de manera simultánea en otras dos sedes, las colonias Aarón Joaquín y Bethel hasta donde llegaron los Ministros para repartir pan y vino que representan el cuerpo y la sangre de Cristo.

En la ceremonia también se ungieron a nuevos Diáconos para la iglesia, quienes tienen la responsabilidad de administrar los sacramentos. Durante la semana se bautizaron tres mil personas, que se suman a las cinco mil que se bautizaron el 9 de junio, día del Aniversario 50 de Samuel Joaquín.

El viernes es el último día de la fiesta de la Santa Convocación que se cierra con la ceremonia de la Despedida a todos los delegados nacionales y extranjeros que asistieron a las fiestas religiosas.