Sanción en caso de mal uso de recursos sin importar nombres ni apellidos: Sinuhé

El secretario general de la sección 15 del SNTE, Ramírez Oviedo comentó que cuenta con el respaldo de 36 de los 52 integrantes del Comité Ejecutivo Seccional.
Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo, secretario general de la sección 15 del SNTE.
Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo, secretario general de la sección 15 del SNTE. (Archivo|)
Entrevista con el secretario general de la sección 15 del SNTE. (Axel Chávez)

Pachuca

Si la auditoría que realiza la dirigencia nacional del SNTE en Hidalgo para conocer el destino del presupuesto público que maneja el magisterio arroja irregularidades en perjuicio del patrimonio de los trabajadores de la educación, los responsables del delito de desvío de recursos deberán ser sancionados con todo el rigor de la ley, sin importar el cargo que ostenten o el liderazgo que hayan tenido en el Sindicato, afirmó el secretario general de la sección 15, Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo.

"Desde el momento que llega la auditoría tomos estamos consientes de ello, si en esa revisión hay una cuestión que deba ser sancionada, sin duda alguna nosotros lo solicitaremos al Comité Ejecutivo Nacional.

"El cuidado, los derechos y las prestaciones de los trabajadores no puede estar sujetos a nombres y apellidos, sabemos cuál es nuestra encomienda y tenemos que cumplir con responsabilidad y profesionalismo la tarea que se nos ha encomendado", indicó.

De acuerdo con el líder del SNTE en el estado, la inspección al área de Finanzas, el Comité Ejecutivo Seccional, la Caja de Ahorro y Crédito, el Fondo de Ahorro para la Jubilación y el seguro de autos para los trabajadores aún no da resultados, por lo que no es posible hablar, todavía, de mal uso de estos recursos públicos.

Además, añadió que la dirigencia nacional tiene conocimiento de la sustracción de documentos por parte de la coordinadora del grupo parlamentario de Nueva Alianza en el Congreso del estado y secretaria de Finanzas de la sección 15, María Eugenia Coradalia Muñoz, para determinar si este incidente tiene repercusión en la auditioría.

"Los auditores son los que solicitan y revisan los documentos que requieren para hacer su tarea. Yo soy franco, no nos permiten involucrarnos mucho, sólo ellos saben qué datos se tienen y qué datos no".

Ramírez Oviedo comentó que cuenta con el respaldo de 36 de los 52 integrantes del Comité Ejecutivo Seccional, del resto, que persiste en desconocerlo como líder gremial, será la dirigencia nacional encabezada por Juan Díaz de la Torre quien defina si recibirán alguna sanción por el conflicto ocasionado.

"Hay un grupo de compañeros que aún insisten en continuar con una mala información (...) Las decisiones que tomamos fueron las correctas, he ahí la ley (educativa estatal), hay avances, se han blindado las prestaciones de los trabajadores, se cuida la estabilidad laboral, la permanencia en el servicio público educativo y se trabaja sobre el tema de la evaluación.

"El Comité está revisando a cada uno de los colegiados para ver su actuar y será éste quien determinen si habrá sanciones", explicó.

Sobre los cambios que realizó en dos de los organismos que son auditados: Caja de Ahorro y Fondo de Ahorro para la Jubilación, además de Servicios Funerarios del SNTE, el secretario general dijo que son con el fin de "construir el Sindicato que necesitan los maestros, son nombramientos que nos van a permitir transitar en el mejor de los términos".

Además, afirmó que "del cien por ciento del magisterio, el 80 ha entendido que necesitamos un sindicato fuerte, posicionado, activo, que pueda responder a los intereses de la base".