Señala falta de compromiso con San Pedro Itzican y Agua Caliente

Pobladores de las comunidades presentan enfermedades renales

Guadalajara

No hay compromiso y solidaridad de los gobiernos del estado y del municipio de Poncitlán con los habitantes de las comunidades de San Pedro Itzican y Agua Caliente al no haber certidumbre sobre acciones que se implementará para atender a pobladores que sufren de enfermedades renales en dicha zona, señaló la diputada María del Consuelo Robles, presidenta de la Comisión de Higiene y Salud Pública.

En rueda de prensa hizo peticiones a las diferentes dependencias y niveles de gobierno para brindar información al Congreso de Jalisco sobre la situación y para atender a los vecinos de ambas comunidades.

“Durante la visita (realizada el 17 de junio) identificamos que es una comunidad muy pobre, con pocos recursos y que no cuenta con el acceso a servicios y a pesar de que existe un problema de salud pública el gobierno hasta el día de hoy no ha podido garantizar el acceso a agua confiable y médicos de planta”, dijo la legisladora.

Solicitó que de manera inmediata se haya acceso a agua potable y confiable, dar certidumbre a factores de riesgo, dar asistencia médica y apoyos médicos, poner en operación a las plantas de tratamiento y realizar un estudio y censo.

Otras de las solicitudes son el envío de pipas de agua potable a las comunidades San Pedro Itzican, Agua Caliente y Chalpicote, llevar a cabo perforaciones de pozos de agua fría, efectuar obras de pavimentación y ampliar el Seguro Popular para que tome en cuenta el servicio de hemodiálisis.

Las peticiones a las diferentes niveles fueron distintos. Al Poder Ejecutivo solicitó ejecutar políticas públicas a favor de la salud. A la Secretaría de Salud, a la Comisión Estatal del Agua y al Ayuntamiento se les solicitaron estudios correspondientes al área de intervención.