Por jugar con arma de fuego, primos se matan

El primero disparó accidentalmente al otro y después se suicidó.

San Luis Potosí

Una tragedia digna de una película se registró en el municipio de Villa de Arriaga la tarde del domingo cuando luego de un paseo entre amigos, dos de ellos que eran primos entre sí murieron.

La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que de acuerdo a la versión de dos jóvenes que fueron testigos de los hechos, identificados como Alberto y Gabino de 17 y 22 años respectivamente, habían salido a pasear poco después de las seis de la tarde junto a los dos primos hoy occisos, Darío y Juan Alejandro, de 16 y 19 años, esto en la comunidad San Antonio.

Todo estaba bien, iban platicando y bromeando, pero al pasar por un vado en un camino que va a la localidad San Sebastián, la camioneta en la que se trasladaban se descompuso, por lo que se bajaron para revisarla.

Dijeron que era común que Juan Alejandro, de 19 años, cargara una pistola calibre .25, con la que siempre les apuntaba simulando que les iba a disparar.

Mientras Gabino revisaba los cables, Alberto se dio cuenta que Juan Alejandro se encontraba manipulando su arma, como siempre lo hacía, pero de repente se escuchó un disparo y éste comenzó a gritar, les dijo que le había disparado a su primo, estaba asustado y desesperado y daba vueltas sin saber qué hacer.

Trataron de auxiliar al lesionado y tranquilizar a Juan Alejandro, diciéndole que había sido un accidente, pero en su desesperación, éste de repente se apuntó en la cabeza y se disparó, cayendo desangrado.

Al sitio llegaron vecinos y familiares y se dieron cuenta que Darío tenía una herida del proyectil a la altura de la sien del lado derecho, sin salida y que ya no tenía signos vitales y vieron que Juan Alejandro estaba inconsciente pero aún respiraba, por lo que lo llevaron al Hospital Central "Ignacio Morones Prieto" en la capital del estado.

Horas después, la madrugada de este lunes el joven de 19 años también murió, por lo que fue cuando los testigos fueron requeridos para que explicaran los hechos.