“Dejó vivir a mi hijo, por eso le nombré Tadeo”

Cientos de fieles se congregaron en las capillas para conmemorar al santo.
Incluso con el calor, los devotos participaron en procesiones.
Incluso con el calor, los devotos participaron en procesiones. (Jesús Jimenez)

Tampico

Al celebrarse la fi esta de San Judas Tadeo, patrono de las causas desesperadas e imposibles, cientos de fi eles católicos acudieron a venerarlo en la parroquia San Juan de los Lagos, ubicada en la colonia Cascajal, donde cada año se ha venido incrementado la devoción.

Los feligreses abarrotaron con flores y plegarias, en señal de respeto y admiración por la intercesión del santo patrono del trabajo.

A San Judas Tadeo, también se le atribuyen incontables milagros relacionados con la salud física, incluso ante enfermedades consideradas como incurables y mortales.

Y ahí estuvo el pequeño Tadeo, quien fue llevado por su madre, Mariela Garza Aguilar, para dar gracias por la salud y haberle permitido nacer sano, por lo que fue presentado con la vestimenta de San Judas Tadeo.

"Como lo prometimos aquí estamos con el bebé, yo tuve complicaciones en mi embarazo por lo que prometí traer al bebé vestido de San Juditas, ha sido una promesa que hicimos junto con mi esposo y así lo vamos a seguir cumpliendo cada año", expresó la mamá del niño Tadeo.

Algunos hasta llevan tatuada la imagen de San Judas Tadeo en sus brazos, en señal de agradecimiento por los favores recibidos, lo que fortalece aún más la fe que han depositado en el intercesor de las causas difíciles.

"Y aquí está la muestra, dejó vivir a mi hijo, es un santito muy milagroso por eso le puse por nombre Tadeo a mi hijo, estamos muy agradecidos por su salud", destacó Mariela Garza.

A lo largo del día se ofi ciaron misas en la parroquia ubicada en la colonia Cascajal, además de una verbena popular en el exterior del templo, donde cada vez crece la devoción hacia el santo patrono del trabajo y de las causas difíciles.

Las imágenes en diferentes tamaños se comercializaron, mismas que fueron adquiridas por fi eles de San Judas Tadeo.

Al mismo tiempo, más de 300 creyentes se unieron a la procesión que se realizó como parte de los festejos de San Judas Tadeo, en la iglesia que lleva el mismo nombre en Tampico, en donde recorrieron más de 10 cuadras hasta llegar nuevamente a la capilla.

Para dar realce a este recorrido, se contó con la presentación de fuegos pirotécnicos al paso de los participantes, causando la expectación de las familias que salieron de sus hogares a presenciar la procesión.

Sin importar el intenso calor que se percibía y los rayos del sol directamente en el cuerpo, llevaron la imagen de San Judas Tadeo cargada en hombros durante aproximadamente un kilómetro, hasta llegar a la iglesia en donde se auspició una misa.

En este sentido, Miguel Ángel Conrado, capellán de esta iglesia, expresó que es de vital importancia que se siga festejando a todos los santos, ya que con esto se da continuidad a la promesa de salvación.

"La procesión es un signo que demuestra la alegría y sobre todo el triunfo de alguien que nos puede guiar porque ya está en el cielo.

Nosotros al igual que los apóstoles, vamos dando testimonio con nuestra vida, con nuestros actos sencillos de cada día, nuestras actitudes religiosas, continuando la obra de paz, misericordia y amor".