San Pancho, en protesta permanente por su estero

En el día mundial de los humedales.
Los pobladores de San Francisco, en Nayarit, mantendrán la protesta de manera permanente
Los pobladores de San Francisco, en Nayarit, mantendrán la protesta de manera permanente (Cortesía)

San Francisco, Nayarit

Los habitantes de San Francisco, San Pancho para los lugareños, se declararon ayer en protesta permanente para hacer valer sus derechos ambientales en el caso del deterioro del estero de la zona, y advirtieron que no se detendrán hasta que el bordo construido por la Inmobiliaria San Francisco sea retirado del humedal, y se conecten las plantas de tratamiento del poblado de más de dos mil habitantes.

Por medio de mantas y cartulinas con leyendas alusivas a la actuación deficiente de las autoridades ambientales y a los derechos constitucionales a un “ambiente sano”, hicieron patente su oposición a la prioridad de los intereses económicos especulativos que parece regir el desarrollo de la Riviera Nayarit.

“No queremos tener el riesgo de que el pueblo se inunde,  no queremos arriesgar a las familias que viven cerca del río, mucha gente no sabe del proyecto, y queremos informarnos, que nos digan bien que es lo que va a pasar […] el constructor del bordo, John Hardesty, ya ha hecho varias cosas en el pueblo en el pasado; promete que se hará un malecón, un andador, a lo cual el pueblo tendría acceso, pero si hace esto como ha hecho con otros proyectos, sería una mentira […] él es dueño de una propiedad que se llama El Cerrito, y bloqueó el acceso para ir a Sayulita, aunque prometió lo contrario, entonces no hay motivo para creerle”, dice Ramón García, nativo de la localidad.

Por su parte, Alonso Hernández, surfista, agrega: “tengo surfeando 25 años y para nosotros el estero es muy importante, para la temporada de lluvias es el oleaje, el estero cuando una rompe la barra avienta un banco de arena enfrente de la playa, y eso ocasiona un oleaje muy atractivo para nosotros  […] al alterarlo pones en riesgo a la naturaleza, la seguridad de los habitantes y nuestra fuente económica”,  advierte.

La Profepa se ha comprometido a acudir hoy a dar rumbo definitivo al problema de la construcción del nuevo bordo que estrecha la zona federal.