San Pedro, listo para afrontar las consecuencias jurídicas

El secretario del Ayuntamiento, Bernardo Bichara, afirma que la demolición de varios pisos de la torre Tanarah está bien fundamentada; aclara que el “mazazo” que dio el alcalde es una advertencia ...
Aspecto del interior de la torre Tanarah.
Aspecto del interior de la torre Tanarah. (Carlos A. Rangel)

Monterrey

El municipio de San Pedro Garza García está dispuesto a lidiar con las consecuencias jurídicas de la participación del alcalde en el arranque de la demolición de la torre Tanarah en caso de que se presenten, afirmó el secretario del Ayuntamiento, Bernardo Bichara

Luego de ser cuestionado por abogados y urbanistas durante el desarrollo del programa Cambios, el funcionario municipal insistió en que no habría riesgos.

Ugo Ruiz Cortés, presidente municipal de San Pedro Garza García, no sólo encabezó la demolición del excedente en el edificio Tabarah, sino también dio los primeros golpes para su derribo.

“Jurídicamente está el caso analizado, no vemos para el alcalde ningún riesgo jurídico latente y por eso el alcalde tomó la decisión de ir y encabezar esta acción.

“Como alcalde estás expuesto a muchas cosas, en materia de seguridad, de opinión pública, y creo que yo el ir y salir a encabezar una demolición no me parece algo grave, y menos aun si ya fue valorado por los grupos jurídicos que trabajan en el municipio”, dijo.

Con relación a la demolición, Bichara reiteró que el costo de la misma oscilaría entre los 10 millones y 12 millones de pesos y el municipio cuenta con los recursos para hacer frente a ello.

Sin embargo, prefirió no dar “números redondos” ya que señaló que en este tipo de casos, las condiciones pueden variar.

Cuestionado sobre el procedimiento de demolición y sus tiempos de trabajo, dijo que sería la empresa contratada quien estaría en mejores condiciones de explicar las circunstancias en las que se dará, pero insistió que no es tan relevante el tiempo que dure, como la seguridad de que se haga bien y sin riesgos.

“La instrucción es no provocar ninguna afectación en la zona y si esto implica hacerlo más despacio o con otro tipo de procedimientos es lo que va a prevalecer”, dijo.

 

Mazazo es advertencia

Dijo que el acto puede considerarse un “mazazo de salida” para otros edificios que también presenten irregularidades.

“Con el mazazo se da un banderazo en el sentido de que ya tenemos hoy rutas jurídicas para emprender otras acciones tan serias como éstas, se verán más de éstas, algunas otras estarán pronto en el mismo caso en que está Tanarah”, advirtió.