San Juan Bautista tiene daños en fachada y muros

El templo católico forma parte de una serie de edificaciones construidas en el siglo XVI en la zona, donde destacan la de San Luis Tlatilco y San Lorenzo Totolinga.
Hacen limpieza de nichos y retablos.
Hacen limpieza de nichos y retablos. (Tania Contreras)

Naucalpan

La parroquia de San Juan Bautista presenta diversos daños visibles en su construcción, fachadas y muros, aparentemente irreversibles, dice un diagnóstico elaborado por autoridades religiosas Hasta el momento no hay autoridad o institución que pueda canalizar tanto recursos económicos, materiales y humanos para su recuperación integral, advierte.

El templo católico forma parte de una serie de edificaciones construidas en el siglo XVI en la zona, donde destacan la de San Luis Tlatilco y San Lorenzo Totolinga y está ordenada desde 1986 con el número 18057078 en la Red Nacional del Catálogo de Bienes Inmuebles Históricos.

En los últimos años, los vecinos aportaron más de 2.3 millones de pesos para financiar los trabajos de rehabilitación de la parroquia ubicada en la calle principal del pueblo de San Juan Totoltepec, en el municipio de Naucalpan.

"Día a día, el templo muestra signos acabados del tiempo en la construcción y se empiezan a registrar hundimientos en la puerta principal, cuarteadoras y deslavados a la cimentación interior y exterior del centro religioso.

"El atrio alcanza lamentablemente altos grados de destrucción, sobre todo en el tendido asfáltico", advierte el documento.

Ante esta situación, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) expidió la licencia para obra número 401-725-21213F102 que autoriza al presbítero Gabriel Ramírez Martínez realizar trabajos de remodelación, mantenimiento y restauración del atrio, reubicación de la cruz la cruz atrial, que se encontraba en la parte baja de la torre del campanario para colocarla en el centro del atrio con dirección a la puerta principal de la iglesia.

"Para hacer este movimiento se debe pedir la asesoría de un restaurador, ya que la cruz data del siglo XVII", recomendó el INAH, el cual también autorizó la reparación del sistema eléctrico y la red de agua para riego en el atrio y revisar y cambiar tubos de drenaje pluvial.

Ya hay avances en los trabajos de recuperación pues en una primera etapa se llevó a cabo la limpieza de vigas, cambio de instalación eléctrica y de sonido, limpieza, tratamiento y renovación de tres candiles, limpieza y arreglo del área del coro, remoción de aplanado artesanal, excavación para el nivel original, piso de cantera y fuente bautismal.