¿Quién fue Samuel Joaquín?

Antes de ser líder de la Iglesia La Luz del Mundo, fue parte del cuerpo ministerial de la iglesia, antes de asumir el liderazgo internacional estuvo como Ministro en Nayarit
Samuel Joaquín estuvo al frente de la iglesia La Luz del Mundo durante más de 50 años
Samuel Joaquín estuvo al frente de la iglesia La Luz del Mundo durante más de 50 años (Archivo)

Guadalajara

Samuel Joaquín Flores nació el 14 de febrero de 1937 en Guadalajara.  Antes de ser líder de la Iglesia La Luz del Mundo, fue parte del cuerpo ministerial de la iglesia, antes de asumir el liderazgo internacional estuvo como Ministro en Nayarit.

El 9 de junio de 1964, Samuel Joaquín sucedió a su padre, Áaron Joaquín, y desde entonces estuvo al frente como director internacional de La Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad, La Luz del Mundo, que tiene su sede principal en la colonia La Hermosa Provincia de Guadalajara.

Al doctor Samuel Joaquín se le reconoce la labor en favor de su comunidad y de la ciudad en diferentes áreas como la educación, la salud o la cultura, pero una de sus principales aportaciones es precisamente su influencia religiosa y la expansión de la iglesia que dirige: a lo largo de 50 años, la doctrina ha llegado a 48 países de los cinco continentes del mundo.

La Luz del Mundo es reconocida como la religión que más ha crecido en México en los últimos años y actualmente congrega a más de cinco millones de seguidores en todo el mundo, de los cuales un millón y medio son fieles mexicanos.

Desde la segunda década de los años 70, Samuel Joaquín comenzó su trabajo en materia educativa. Se enfocó especialmente a la población marginada, aunque antes ya había tenido logros en esa área: la primera comunidad en la que se erradicó el analfabetismo en el país, en 1968, fue la colonia la Hermosa Provincia, lo que le valió el reconocimiento de la Secretaría de la Educación Pública: el izamiento de una bandera blanca como símbolo de ese logro en la educación. El apoyo educativo para incrementar la asistencia a las aulas la hizo llegar a otros estados de México, y a países como Chile, Colombia, Venezuela, Cuba y España.

El líder religioso también puso especial atención al apoyo humanitario en casos de desastres enviando paramédicos, médicos y personas especializadas en rescate a comunidades afectadas, además de la aportación de víveres, medicamentos y ayuda económica.

La asistencia humanitaria de la Luz del Mundo ha estado presente en las devastaciones ocasionadas por el huracán Gilberto en 1988, Andrew en 1992, Mitch en 1998, Katrina y Wilma en 2005 o Ike en 2009. También han apoyado tras los terremotos ocurridos en México y Centroamérica y en Haití y Chile en 2010.