Salud clausura pozo contaminado

90 municipios presentan problemas diversos en su calidad de agua en el estado de Jalisco, según la dependencia.

Guadalajara

En una medida en la que asegura no hay oportunismo político, la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ) determinó ayer la clausura del pozo de agua para abastecimiento urbano en el fraccionamiento Nueva Galicia en Tlajomulco de Zúñiga, por contener arsénico considerablemente por encima de lo que marca la norma oficial mexicana 127 y la Organización Mundial de la Salud.

No es que se trate de Tlajomulco, el ayuntamiento emblemático del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) y de su ex candidato a la gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez. En conferencia de prensa, Jaime Agustín González Álvarez, titular de la dependencia, dijo que la decisión es fruto de una segunda prueba positiva a arsénico que arrojó ese pozo en un mes.

La NOM-127-SSA-2000 establece un límite máximo de 0.025 miligramos por litro de arsénico, pero la muestra de hace un mes reportó 0.0648 mg y la de la semana pasada indica 0.679, lo que demuestra que hay un problema de arsenicismo que pone en riesgo la salud humana, pues se trata de un compuesto bioacumulable en el cuerpo y que puede ser factor de enfermedades crónicas como algunos tipos de cáncer.

Por ello, se determinó clausurar esa fuente de agua potable y aplicar una multa de 32 mil 380 pesos al organismo responsable de abastecer el agua en ese fraccionamiento. De esta acción, está notificado el ayuntamiento local.

El secretario negó que sea una medida con dedicatoria al ayuntamiento y a la figura política de Enrique Alfaro Ramírez. Argumentó que se trata simplemente de una acción preventiva que es obligatoria para garantizar los derechos de los ciudadanos; “estamos esperando otros resultados junto con la Comisión Estatal del Agua y tengan la seguridad de que actuaremos en caso de ser necesario y lo difundiremos del mismo modo”, subrayó.

De hecho, hay  90 municipios que presentan problemas diversos en su calidad de agua en el estado de Jalisco, independientemente de los que cloran deficientemente el agua en el contexto del programa Agua Limpia.

Luis Aceves, técnico de la Comisión Estatal del Agua recordó que las características del suelo en el valle de Toluquilla siempre han sido propicias para la presencia de arsénico, lo cual explica que éste se disuelva en el agua agrícola o la del uso humano; “no es una situación nueva pero necesitamos establecer la tecnología adecuada para resolverlo”, puso en relieve.

Para garantizar los derechos de los habitantes del fraccionamiento Nueva Galicia se abastecerá la zona con pipas de la CEA. En Tlajomulco existen 197 pozos para uso humano. “Es necesario tener claro la diferencia entre la calidad del agua de manera natural y la calidad del agua que se está entregando. La presencia de los compuestos contaminantes no es privativa de estos acuíferos”, destaca la CEA.