Salón de la Fama abre sus puertas a "inmortales"

La generación 2013 del Salón de la Fama incluye a 11 hombres y mujeres que han dedicado su vida al balompié con valores e integridad.

Pachuca

Emotiva resultó la investidura de la tercera generación del Salón de la Fama de Futbol Nacional e Internacional. En el auditorio Gota de Plata de Pachuca se vivieron momentos de emoción como las lágrimas de Mia Hamm, las bromas de Bora Milutinovic y mensajes vía multimedia de Paolo Maldini o Zinedine Zidane.

La generación 2013 del Salón de la Fama incluye a 11 hombres y mujeres que han dedicado su vida a mejorar a difundir el mensaje de amistad y esperanza del futbol a lo largo del planeta. Ellos son: Mia Hamm, George Weah, Paolo Maldini, Franco Baresi, Velibor “Bora” Milutinovic, Jorge “Mágico” González, Luis Fernando Tena, Alfredo Tena, Rafael Garza Gutiérrez, Adalberto López y Renato Cesarini.

 “La votación que tuvimos en el mes de abril para seleccionar a los nuevos 11 miembros fue un éxito. Como nunca antes tuvimos la participación de más miembros internacionales en este Comité de Selección que ya suma a 50 reconocidos periodistas, quienes en base a nuestro reglamento eligen a los merecedores de esta distinción”, dijo en su discurso el Director Ejecutivo del Salón de la Fama, Antonio Moreno.

El directivo aseguró que esta investidura es histórica, dando como razones que por primera vez se incluye a una mujer y aun centroamericano en los ahora 64 habitantes en el recinto que reconoce la excelencia de quienes participan en el mundo del futbol.

Uno a uno recibieron su reconocimiento, siendo la más ovacionada Mia, quien incluso recibió los aplausos de pie a las mil 800 personas que asistieron a la ceremonia; de vuelta, la considerada mejor futbolista de la historia pronunció un discurso de agradecimiento a su familia, entrenadores y compañeros.

“Me gustaría felicitar a los investidos de esta noche, quisiera agradecer al Comité Organizador y al Comité Seleccionador no solamente por escogerme a mí, sino por darle la posibilidad a muchas más mujeres para que tengan su lugar en este recinto.

Tras agradecer todo el apoyo a la Federación de su país por los altos estándares que ponen en los programas de futbol, Hamm prosiguió con los saludos a su familia, pero a la mitad se le quebró la voz y se secó las lágrimas que no logró contener, mientras el público tampoco contuvo su respeto a la dos veces campeona del mundo al brindarle un aplauso todavía mayor, incluidos Weah y Baresi, quienes así reconocieron a la mujer que es estandarte del futbol femenil.

Entre tanta fiesta, los organizadores dieron un sentido homenaje a tres futbolistas que ya partieron: Christian Benítez, Miguel Calero y Salvador Reyes, este último ya miembro del Salón de la Fama. Con una vitrina donde estaban las camisetas de estos tres grandes de la cancha se les despidió, y en el caso de calero y Benítez con la promesa de que regresarán para ser decanos.

La primera parte de la ceremonia fue para los italianos. Como en la vida real cuando uno le dejó la estafeta de capitán del Milan al otro, Baresi tomó la palabra para agradecer el reconocimiento de viva voz, mientras Maldini lo hizo en video, no sin dejar de prometer que visitará el Salón de la Fama muy pronto.

En momentos más amenos, el “Trota Mundos del Futbol” Bora Milutinovic sacó las carcajadas de propios y extraños al cruzar un diálogo con Migue Mejía Barón, donde admitieron que ninguno se recomendaría para dirigir a un equipo de futbol.

Más serio, el serbio recordó cuando llegó a Pumas como jugador y tras retirarse le ofrecieron la dirección técnica de manera interina, y de ahí más de tres décadas en el banquillo de selecciones nacionales, pero siempre teniendo a México como su hogar.

“México me dio la oportunidad de conseguir mis sueños, me enamoré del ambiente del futbol en México. Llegue a Pumas como jugador, en el 77 me convertí en director técnico del equipo de Pumas, y si Migue (Mejía Barón) dijo que no me recomendó como entrenador eso mismo dije cuando llegó Miguel a la dirección, que no íbamos a llegar muy lejos”, comentó el cinco veces entrenador mundialista cuando tomó la palabra, causando carcajadas entre el público.

Agradecido con el país porque no sólo le dio la oportunidad de trabajar, sino también porque aquí se enamoró de una mujer y crecieron sus hijas. Por eso defendió al futbol mexicano, al afirmar que no está en crisis pues hay mucho talento joven, muestra de ello es el subcampeonato en el Mundial sub 17.

Para ampliar la cobertura de más regiones del mundo, fueron investidos el libanes George Weah, quien en 1995 fue nombrado como el mejor Jugador del Mundo lo cual colocó los cimientos de lo que es hoy el futbol africano, continente que hace tres años demostró que podía llevar a cabo una Copa Mundial. Centroamérica entró con honores a la fiesta, esto al galardonar a su mejor jugador, Jorge “Mágico” González de El Salvador. Ídolo del Cádiz de España y multicampeón en su país natal, Mágico tomó la palabra lleno de nervios pero con la honestidad que lo caracterizó en las canchas. “Estoy muy agradecido de estar entre tanta gente del mundo futbolero, y estoy tan emocionado que hasta me quede sin voz. Muchas gracias Pachuca, muchas gracias FIFA por hacer del futbol lo que es, algo lindo, algo profesional, algo tan exquisito, algo tan incomparable, pero sobre todo quiero darle gracias a Dios por este momento”, dijo Mágico. En momentos familiares, los hermanos Tena recibieron el reconocimiento y chaqueta de miembros. Alfredo por su trayectoria como capitán del América y sus campeonatos con Pachuca y Santos; y Luis Fernando por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres.