“Salida de polimilitares dejó desprotegido al comercio del sur”

El sur de la entidad se encuentra muy por debajo de los 2.8 policías que recomienda la Organización de las Naciones Unidas por cada 1 mil habitantes. Solo hay 736 elementos, entre la PEA y ...
Hay .97 policías por cada 1 mil residentes en el sur de la entidad.
Hay .97 policías por cada 1 mil residentes en el sur de la entidad. (Yazmín Sánchez)

Zona Conurbada

El sur de Tamaulipas se encuentra muy por debajo de los 2.8 policías que recomienda la Organización de las Naciones Unidas por cada mil habitantes. Tampico, Madero y Altamira tienen una población de 758 mil 659 habitantes y actualmente solo hay 736 elementos, entre la PEA y Gendarmería Nacional.

Según la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía que se elaboró en 2015, Tampico cuenta con una población de 314 mil 418 habitantes, Madero 209 mil 175 y Altamira 235 mil 066, lo que suma un total de 758 mil 659 ciudadanos.

Lo anterior significa que por cada habitante, existe .97 policías por cada 1 mil residentes, mientras la ONU recomienda 2.8, indicador que ha enfatizado la Auditoría Superior de la Federación en la revisión de cuentas públicas del fondo federal de seguridad de ejercicios fiscales 2013 y anteriores.

En la última fiscalización, correspondiente al año 2013, la ASF dictaminó que a nivel estatal, Tamaulipas había retrocedido con respecto al 2012, pues bajó de 1.6 a 1.4 elementos por cada 1 mil habitantes.

En 2013, el estado contaba con 4 mil 926 elementos policiales, de los que 2 mil 415 estaban adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública; 1 mil 261 en la Policía Municipal; 1 mil 250 en los centros de ejecución de sanciones, y 573 en la Procuraduría General de Justicia.

Con respecto a ese último indicador de 1.4 policías por cada 1 mil tamaulipecos en 2013, la zona conurbada del sur del estado se encuentra a la fecha -febrero de 2016- en un lugar inferior, pues tiene apenas .97 elementos, situación que preocupa al empresariado y sobre todo al comercio local que ha sufrido una incontenible ola de robos y que prende más aún los focos rojos al avecinarse la mayor temporada turística del año, Semana Santa.

Asimismo, en agosto del año pasado, la organización ciudadana Causa en Común dio a conocer una radiografía policial en México.

Ahí se detectó que en nuestro país hay 2.24 policías por cada 1 mil habitantes, siendo los estados de Tamaulipas, Veracruz y Coahuila los que tienen más baja tasa con 0.89, 1.04 y 1.11 respectivamente.

El estudio arrojó entonces que el estado de fuerza en la entidad tamaulipeca es de 2 mil 148 policías acreditados y 452 homologados.

Para Causa en Común AC esta tasa obedece a una combinación de factores que van desde la depuración de sus elementos hasta la falta de incentivos para que los jóvenes vean en la Policía una forma de vida, lo que ocasiona bajo nivel de reclutamiento.

AUTORIDADES RECONOCEN INSUFICIENCIA

Insuficiente para el sur de Tamaulipas el número de policías estatales y de la Gendarmería Nacional, considerando los 758 mil 659 habitantes que viven en esta parte del estado, coincidieron en señalar el coordinador de Fuerza Tamaulipas José Marines Juárez, y presidentes de Canaco en Tampico, Madero y Altamira.

El jefe de la corporación destacó que los tres municipios son cuidados por 436 efectivos policiacos, los cuales se distribuyeron de manera equitativa para cada ciudad.

Dijo que la salida de los policías militares dejó desprotegida la zona comercial al grado de que delincuentes se toman el tiempo para romper paredes de comercios y robar.

El secretario del Ayuntamiento de Madero, Sergio López de Nava Olvera, dijo que desde el año pasado llegaron al sur tamaulipeco 300 elementos de la Gendarmería Nacional, efectivos que brindan labor de vigilancia a pie y rondines en centros comerciales, instituciones educativas y colonias.

Altamira es el municipio que mayor número de elementos de la PEA tiene asignados: 128 policías brindan protección a los ciudadanos, más 50 estatales en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes); le sigue el municipio de Tampico con 132 elementos estatales; y 126 efectivos policiacos distribuidos en Ciudad Madero. La Organización de las Naciones Unidas recomienda una media de 2.8 policías por cada mil habitantes.

Por este motivo, Fuerza Tamaulipas tiene proyectado incrementar los rondines nocturnos y durante el día se apoya con gente de civil para alertar sobre cualquier situación que se llegara a presentar, además de que continúan trabajando las horas extras que sean necesarias ya que hasta hoy, los policías militares no han retornado al sur tamaulipeco y los robos a comercios aumentan; lo más grave son los boquetazos.

"Es una nueva modalidad para robar en comercios, los denominados boquetazos, esta es una situación que nos preocupa y nos pone más al pendiente ya que los delincuentes rompen paredes de los comercios para robar; estaremos intensificando la vigilancia y seguridad por las zonas comerciales".

Según la encuesta nacional, Tamaulipas está entre los 10 estados que tiene menos policías y menos patrullas adquiridas con los fondos federales para seguridad pública.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, Tamaulipas aparece con la misma cantidad de policías que tienen estados con la mitad de habitantes. La entidad cuenta con 3 mil 427 policías, para dar protección a 3 millones 441 mil 698 habitantes.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Ciudad Madero, Alfonso Oliva, expuso que el sector comercial se encuentra desprotegido con la salida de los efectivos militares, pues los policías estatales que llegaron para el sur tamaulipeco son insuficientes para cuidar a la población.

De ahí que el Estado pida elementos de refuerzo a las diferentes corporaciones federales para atender las necesidades de la población y aún así está sujeto a la disponibilidad de elementos, ya que se está dando prioridad a la seguridad y logística de la visita papal.

"Sabemos que el Estado se ha dado a la tarea de reclutar su propio personal, pero no ha habido la suficiente respuesta de los aspirantes y los proyectos que tenían ni se han cumplido por parte de esa situación. Los jóvenes no quieren arriesgarse aún y con el aumento de salarios, aunque actualmente se ha visto que también les debe el Estado viáticos a los efectivos en funciones".

Manifestó que los boquetazos es una nueva modalidad que se está presentando por parte de los delincuentes y donde de esta forma evidencian la falta de vigilancia por parte de los cuerpos de seguridad y por otra parte la falta de equipos de seguridad de los comercios como alarmas y cámaras infrarrojas.

La Canaco de esta ciudad hace un llamado a las autoridades es para incrementar el número de elementos y por ende los rondines de vigilancia, además de exhortar a la ciudadanía a reportar cualquier acto sospechoso a los números de emergencia.

Actualmente los mandos policiacos ya cuentan con redes sociales y otros elementos como WhatsApp para presentar denuncias de parte de la ciudadanía.

Por su parte, Ricardo Santos Lara presidente de Canaco Altamira, expresó que corresponde a los tres niveles de gobierno que no se den pasos hacia atrás en este tema de la seguridad; la Gendarmería apoya con patrullajes a pie en las áreas comerciales y turísticas de la ciudad pero no se deben descuidar las áreas habitacionales.

"No se pueden recortar presupuestos ni quitar así nada más la policía militarizada. Tiene que haber todo el apoyo para seguridad; se podrá recortar en otros rubros".