Sale "#LadyRegidora" tras escándalo por grabación

Al mediodía, comerciantes formales revelaron que también a ellos pretendía cobrarles cuotas para retirar a los ambulantes del Centro.

Guadalajara

La regidora priista del Ayuntamiento de Guadalajara, Elisa Ayón Hernández, solicitó licencia a su puesto ayer por la tarde, esto como resultado de las grabaciones que se dieron a conocer y que revelan corrupción y cotos de poder.

En una carta, Elisa Ayón señala que ha decidido solicitar licencia “para facilitar las investigaciones que las autoridades están llevando a cabo, con total disposición de colaborar en lo que sea necesario para esclarecer la situación”.

Asegura en el comunicado que la justicia le regresará su credibilidad y que tiene la certeza de que la ley y el tiempo lavarán su nombre. Termina la carta diciendo que le deja a las autoridades competentes “la labor de demostrar quiénes son los que en realidad merecen las sanciones legales. Yo tengo mi conciencia tranquila”.

Antes de que Ayón solicitara la licencia, se dio a conocer una irregularidad más en la que participó la priista. Antonio Castillón Pérez, presidente de la Asociación de Comerciantes Establecidos de la Zona Metropolitana de Guadalajara dio a conocer que Elisa Ayón los citó en su oficina, “nos pedía mil pesos por local para poder entregárselos al ‘patrón’, que en este caso era Ramiro Hernández, para poderlo repartirlo y para quitarnos a todos los vendedores ambulantes de zona Centro Histórico. Nosotros no estuvimos de acuerdo con eso. Nosotros lo que queremos es que muevan a la gente, nada más que la reubiquen”.

El representante de los comerciantes formales detalló que la reunión se llevó a cabo con los comerciantes de la zona de Obregón. Les pedía mil pesos por local, “hablamos de 500 locales de Obregón. Nos pedía la mitad para una fecha determinada y la otra mitad al terminar la limpia de los vendedores ambulantes y, después, a los seis meses, nos requería otro pago igual y en diciembre otro pago. De ahora a que terminara su Administración. Estamos hablando de que lo que teníamos que completar eran dos millones y medio, aproximadamente”.

Dijo que eso dos millones y medio de pesos los tenían que aportar los comerciantes de Obregón, pero “si querían la limpia, Medrano, zona zapatera y los demás tenían que entrar con mil pesos por local”.

Enfatizó también que según Elisa Ayón, el patrón a quien le entregarían las cuotas es el alcalde Ramiro Hernández, “dijo que el dinero iba a llegar arriba y que le iba a llegar al ‘patrón’; ella mencionaba que el dinero le iba a llegar a Ramiro Hernández. Lo cual, todos sabemos que Ramiro Hernández no se preste para ese tipo de cosas”.

El representante de los comerciantes de la zona metropolitana indicó que la asociación no estuvo de acuerdo “en dar ni un solo cinco” para que el ayuntamiento retirara a los ambulantes, pues es un trabajo que deben hacer sin cuotas de por medio.

A raíz de la presunta corrupción de la regidora, el viernes pasado el alcalde, Ramiro Hernández, le pidió que dejara su puesto, solicitándole que pidiera licencia; ese mismo día, el PRI estatal le revocó el nombramiento como secretaria general del partido en Guadalajara.

Elisa Ayón había retrasado la solicitud de licencia diciendo que lo estaba considerando y que no había tomado una decisión.

RAMIRO HERNÁNDEZ RECHAZA SER “EL PATRÓN”

El alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández García, rechazó ser “el patrón”, al que se refiere la ex regidora priista, Elisa Ayón Hernández, en un nuevo audio que fue filtrado, en el que presuntamente extorsiona a comerciantes.

“No sé quién sea su patrón y por eso nosotros lo que hemos resuelto es que sea la Procuraduría la que investigue, que sea la Fiscalía para que cualquier señalamiento, cualquier hecho pueda aclararse”, subrayó.

El munícipe agregó que no puede hacer más comentarios sobre lo que se presume en torno a los actos de Ayón, “estamos ante dichos y ante hechos, entonces quien lo diga tendrá que probarlo, quien se le haya hecho tendrá que demandarlo, y en eso son conductas de carácter personal las que se están debatiendo y cada quien es dueño de sus hechos,  de sus acciones y lo que buscaremos es que sea la propia Fiscalía la que se haga cargo de estos temas”.

Hernández García aseguró que él no he tenido ningún trato con los comerciantes a quienes la regidora con licencia solicitó una cuota para liberarlos de los ambualantes.

A su vez, Hernández rechazó que su Administración esté en crisis, pues dijo que una cosa es un escándalo y otra “cómo funciona la Administración”.

“El ayuntamiento es mucho más que un escándalo de esta naturaleza, desde luego que es grave, preocupante y hay que buscar que se aclare a plenitud y se resuelva a fondo”, destacó. (Yenzi Velázquez/Guadalajara)