Salarios e impuestos, parte de la deuda estatal heredada

El gobierno de Emilio González dejó de pagar diferentes compromisos, por lo que heredó una deuda a corto plazo de 6,211 millones de pesos.
En años previos se ha terminado “parchando” el presupuesto para nómina de educación
En años previos se ha terminado “parchando” el presupuesto para nómina de educación (Milenio)

Guadalajara

Salarios de maestros, retenciones de pensiones e impuestos de trabajadores y recursos a municipios forman parte de la deuda que dejó el gobierno de Emilio González Márquez y que, con el paso de los meses, ha ido apareciendo. Los pasivos a corto plazo, que no estaban registrados ni se programaba su pago en el presupuesto, sumaban al último día de febrero, cuando concluyó la anterior Administración estatal, 6,211 millones de pesos. Esa cantidad es igual a 41.3 por ciento de la deuda pública directa documentada que tiene la entidad y que a septiembre pasado era de 15,105 millones de pesos.

De esta forma, el actual gobierno se encontró que el crédito quirografario de 1,400 millones de pesos, que se tuvo que pagar contratando más deuda a largo plazo, no era la única cantidad en los números rojos.

Entre los rubros más importantes que hay de pasivos a corto plazo, aparecen mil millones de pesos de la nómina de educación. Lo anterior, porque en años previos se fijaba un presupuesto por debajo de la realidad, que luego se “parchaba” con recursos que llegaban de manera extraordinaria, principalmente federales. Sin embargo, hubo un momento en que fueron insuficientes.

El actual gobierno se encontró también que la federación había entregado a Jalisco al menos 1,240 millones de participaciones adelantadas, por lo que esos recursos tendrán que reponerse.

Otros montos de adeudos importantes se generaron porque se retenían a los trabajadores recursos de Pensiones, del Seguro Social o impuestos, pero estos no se enteraban a las respectivas dependencias.

Según información proporcionada por el secretario de Planeación, Administración y Finanzas, Ricardo Villanueva Lomelí, de febrero a la fecha el gobierno de la entidad ha pagado de esos adeudos 2,312.6 millones de pesos, por lo que a octubre de este año quedaban todavía 3,898.4 millones de pesos pendientes de liquidar.

La intención del gobierno del estado es, primero, dijo Ricardo Villanueva, reconocer la deuda, además de programar su pago como Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (Adefas).

En el proyecto de Presupuesto de Egresos de 2014, el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz propuso destinar al capítulo de deuda pública 2,643.1 millones de pesos, lo que representará un incremento de 32.3 por ciento, con relación a los recursos asignados para este año.

De la deuda programada a pagar, se determinó que 878.9 millones de pesos serán para Adefas. Además, otros 826.1 millones de pesos serán para pago a capital; 937.2 millones de pesos de intereses, así como 815,962 pesos de comisiones.