Despreocupa a SNTE se indague desvío de recurso

Sobre Mexicanos Primero opina que solo quieren privatizar educación.

Ciudad Victoria

Jesús Rafael Méndez Salas, líder de la sección 30 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), aseguró que no le quita el sueño que la Suprema Corte de Justicia de la Nación obligue a la Auditoría Superior de la Federación a sancionar desvío de recursos hacia el magisterio y dijo estar dispuesto a que en Tamaulipas se investigue si mal manejo de recurso. Añadió que Mexicanos Primero solo busca, con estas acciones, privatizar la educación.

"No nos quita el sueño, yo duermo muy bien porque sé lo que estoy haciendo y lo digo responsablemente; sé lo que está haciendo cada uno de los integrantes del Comité Ejecutivo seccional".

Al respecto si se registraron desvíos en la sección que encabeza, comentó que será algo que las autoridades deberán esclarecer.

"Si hay o no desvíos en Tamaulipas pues que se investigue. Que cada quien haga lo que le corresponde".

La decisión de la corte se deriva de un amparo promovido por Mexicanos Primero, asociación civil que ha señalado reiteradamente el desvío de recursos de la SEP hacia el SNTE, en este caso, se trata de recursos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) en el 2009 y el 2010 porque la ASF incurrió en omisiones y no castigó esas irregularidades.

La queja de Mexicanos Primero radica en recursos federales desviados para pagar a comisionados sindicales adheridos al SNTE.

Sobre las acciones de la asociación civil, Méndez Salas puntualizó que al sindicato le queda muy claro la intencionalidad de Mexicanos Primero al lanzar este tipo de acusaciones y llevarlas al terreno jurídico "lo que los mueve a ellos es acabar con la escuela pública de calidad que tanto defendemos nosotros".

Por su parte, Diódoro Guerra Rodríguez, secretario de Educación en Tamaulipas, negó desvíos de recursos públicos en la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) y explicó que todas las observaciones fueron solventadas ante la Auditoría Superior de la Federación.

El amparo fue promovido en febrero de 2013 utilizando como pruebas los Informes de Resultados de las Cuentas Públicas 2009 y 2010 elaborados por la misma ASF.

En dichos informes la Auditoría presumía daños a la Hacienda Pública Federal por más de 30 mil millones de pesos por el indebido uso del recurso educativo.

Con esta resolución se obligaría a la ASF a que no sólo informe de los presuntos daños al erario público federal que se reportan cada año por cantidades millonarias, sino a actuar en todos y cada uno de los casos detectados, para recuperar los recursos públicos desviados, procesar a los culpables, o fundar y motivar en los casos en que no inicie el procedimiento de responsabilidad. .