Maestros son recibidos por SNTE con violencia

Saldo de siete maestros lesionados dejó la trifulca, los docentes fueron atacados con piedras, palos y gas lacrimógeno, ellos respondieron con lonches 
Durante la trifulca un maestro fue golpeado con una piedra en su ojo izquierdo.
Durante la trifulca un maestro fue golpeado con una piedra en su ojo izquierdo. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Saldo de siete maestros lesionados dejó una trifulca que inició a las afueras del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), sección 16, ubicado en la calle Pedro María Anaya entre Ventura Anaya y Francisco Sarabia, municipio de Guadalajara.


Cientos de maestros se disponían a tomar las instalaciones de manera simbólica y pacífica, una vez que arribaron a las afueras, literalmente les abrieron las puertas, al parecer para recibirlos, sin embargo, todo cambió de rumbo cuando personal dentro de las instalaciones de la SNTE, comenzaron a soltar golpes, piedras, palos e incluso, gas lacrimógeno.

La protesta, la cual era pacífica, se volvió agresiva. Los del interior del edificio de la SNTE lanzaban todo lo que encontraban en contra de los maestros, quienes, al no tener nada con qué defenderse, comenzaron a lanzar sus lonches y botellas de agua que tenían para aguantar la manifestación.

Durante la trifulca siete maestros fueron golpeados con diferentes objetos; uno le cayó en su ojo izquierdo un fruto llamado Yaka, por lo que tuvo que ser intervenido por un paramédico de la Comisaría de la Policía Municipal de Guadalajara, para después ser trasladado por paramédicos de la Cruz Verde a la unidad Ernesto Arias para su valoración médica.

Indicaron los maestros que los implicados en las agresiones fueron policías vestidos de civil, y personal externa al SNTE, que ya los estaban esperando y armados con armas blancas.

“Alguien identificó policías y personas ajenas al magisterio vestidos de civil, ellos nos estaban esperando, ellos tenían palos, piedras y nos agredieron gas lacrimógeno, ¿de dónde saca un maestro eso?, nosotros nos estábamos manifestando pacíficamente”, indicó José Ángel Romo, uno de los maestros heridos.

La protesta se retiró del lugar para dirigirse a las instalaciones de una televisora local, en la cual arribaron para seguir con sus consignas y sus exigencias como lo son, la liberación de Rubén Nuño y Francisco Villalobos, así como la derogación de la reforma educativa.