SET crea caos al suspender clases

Hasta 40% de asistencias registraron las escuelas. Padres señalan desorganización.
La medida fue aplicada debido a los remanentes que provocó la tormenta Dolly en Victoria.
La medida fue aplicada debido a los remanentes que provocó la tormenta Dolly en Victoria. (José Luis Tapia)

Zona Conurbada

El tardío aviso de una suspensión de labores en las escuelas del centro y sur de Tamaulipas debido a los remanentes de la tormenta tropical Dolly, tomó por sorpresa a los padres de familia, situación que generó caos, confusión y molestias en el transcurso de la mañana, ya que no fueron avisados con anticipación.

En las escuelas de la zona conurbada se llegó a marcar una asistencia desde el 70 hasta el 40%, debido a la incertidumbre que generó el aviso que emitió la Secretaría de Educación en Tamaulipas alrededor de las 8 de la mañana.

Previo a la llegada de la tormenta a costas tamaulipecas, la SET confirmó la suspensión de las clases, luego cuando el temporal dejó de representar peligro la misma Secretaría anunció la reanudación de las clases para el día jueves, pero fue a temprana hora de ese mismo día cuando se dio a conocer el cese de actividades escolares por los efectos de Dolly en Victoria

La suspensión fue en educación básica de Tampico, Madero, Altamira, Mante, Hidalgo, Padilla, Casas y Güémez, pero el aviso se dio minutos después de la hora de entrada en primarias y secundarias. La Asociación de Padres de Familia en la zona calificó la acción como una total desorganización de las autoridades de Educación.

En Tampico la confusión por la tardía suspensión de clases hizo que el 77% de los alumnos asistieran de manera normal a la escuela, pese a las lluvias, además de la molestia de los padres de familia.

El jefe de la Oficina Regional de Educación, José Luis Rivas Argáez, explicó que este jueves el 77%, de los más de 60 mil alumnos de educación básica se presentó a clases, lo anterior pese al anunció temprano que las clases se habían suspendido de forma oficial.

El 23% de los alumnos no fue a la escuela o se retiró una vez que se informó a sus padres que de manera oficial no había clases, “los que llegaron antes de que se diera a conocer el boletín de suspensión, y se quisieron quedar a clases, lo pudieron hacer de manera normal”.

Rivas Argáez aseguró que las clases vespertinas habían sido suspendidas, sin embargo los profesores se mantendrían en las escuelas, en caso de que se presentaron alumnos.

En Tampico hubo 11 escuelas que presentaban inundaciones en sus patios: los jardines de niños Carmen G. de Portes Gil, la Violeta Trujillo y Natividad Garza Leal, así las primarias Asociación Gilberto, la Tampico, la Felipe de la Garza, la Cedros de Líbano, y secundarias como la Técnica 88, la Técnica 20, la Fernando San Pedro, y la 5 de Mayo tiene trasminación de techos.

En Madero la asistencia a los casi cien planteles de educación básica fue mínima, pues solo el 40% acudió a las aulas.

Guadalupe Blanco Perales, directora de Educación en Madero, informó que según datos de la Oficina Regional de Educación se “reportó un 40% de asistencia dentro de los planteles, muchos padres de familia no llevaron a sus hijos, pero otros sí”.

Reconoció que el comunicado que envió la SET fue un poco tarde, pues comenzó a circular desde Ciudad Victoria después de las 8 de la mañana, hora en que los 45 mil estudiantes ya están en las aulas.

El problema lo resintieron los concesionarios del transporte público, quienes aseguraron que la determinación de la SET de suspender clases de última hora les ocasionó dificultades, ya que algunos directores de primarias dejaron salir a los niños cuando la indicación de educación fue “quedarse si es ya estaban en clases”.

Héctor Maldonado Aquino, representante sindical del Transporte Escolar de la zona sur, informó que tuvo casos de siete escuelas en las que los directores optaron por prestarles el teléfono a los niños para que hablaran a sus casas y a las combis, con el fin de que fueran por ellos.

“A los directores de las escuelas que tomen un poquito de conciencia en ese tipo de acciones, muchos padres de familia que contratan transporte escolar tienen otras actividades después de subir al niño en la combi, ya que se van a hacer sus actividades personales, sus pagos, cuestiones físicas, a visitar enfermos y ahorita, en este horario que son las 10 de la mañana, no se encuentran”, declaró.

Fue en las escuelas primarias Guadalupe García García, Guadalupe Mireles, 20 de Noviembre y Las Américas, en donde se les habló a los 70 concesionarios del transporte escolar.

Por su parte la directora de Educación en Altamira, Eudelia Cruz González, explicó que cuando fueron notificados ya había ingresado a los planteles el 80% de los alumnos y quedaba a criterio de los padres dejar a los niños o llevárselos.

“Fue un comunicado de última hora, y algunos padres procedieron a sacar de las escuelas a sus hijos”, refirió.

Al respecto, la Unión de Padres de Familia en la zona sur señaló que las autoridades educativas en el estado no se organizan para emitir avisos, pues la forma en que notificaron la suspensión de clases ayer jueves fue tardía y provocó incertidumbre y frustración en los padres de familia que ya habían dejado a sus hijos en los planteles.

David Hernández Muñiz, consejero nacional de la Unión de Padres de Familia, expuso que representantes de la  SET deben ser más expeditos en la información y la difusión de las noticias.

“No se organizan en la forma de hacer sus avisos, lo hicieron 10 minutos antes de que iniciaran clases, esto causó incertidumbre en los padres de familia, la mayoría no se dieron cuenta del comunicado porque lo hicieron vía Twitter, hasta después de las 9 de la mañana se dieron cuenta de este comunicado, y si estuvieron angustiados porque muchos padres no sabían qué estaban pasando”.