SEPH: nueva Ley de Educación no afecta estabilidad laboral

Ningún artículo, capítulo o sección atenta contra las garantías, afirma la Secretaría.

Pachuca

La Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) informó que la aprobación de la nueva Ley de Educación para el estado de Hidalgo no establece en ninguno de sus ordenamientos, procedimientos para que los docentes sean removidos de sus empleos, tampoco permite que se violente la normatividad laboral existente.

Señalaron que por lo contrario, en el articulado de la nueva ley se especifica (artículo sexto transitorio), el respeto íntegro a sus derechos económicos y estabilidad laboral, reconociendo la titularidad de las relaciones laborales colectivas de la organización sindical, en los términos de su registro vigente.

"No existe ningún artículo, capítulo o sección en los que se establezcan disposiciones que atenten contra las garantías laborales de las y los docentes", informó la dependencia.

Especificaron que su aprobación permite armonizarla con las leyes federales, cuyo propósito es brindar una educación de calidad a todos los niños y niñas del estado, sin distingos de género, origen étnico, condición física, social o lingüística, entre otras.

Sobre todo, es una ley que atiende los principios de progresividad y establece un marco normativo que permite brindar a las y los docentes, directivos y demás personal educativo diversos beneficios.

Entre los beneficios que considera la nueva Ley de Educación para el estado de Hidalgo, destacan: Mejores condiciones laborales y reconocimiento de la capacidad para ascender a puestos directivos; Acciones para su formación y capacitación permanente, a fin de promover la mejora de sus prácticas profesionales; Valoración y reconocimiento del compromiso profesional cotidiano.

Asimismo, Compromiso de la autoridad estatal para impulsar acciones de mejoramiento profesional, y en este sentido brindar programas gratuitos, idóneos, pertinentes y congruentes con lo que debe ser el quehacer cotidiano (artículo octavo transitorio).

Cabe destacar que, estas disposiciones, atienden al principio de irretroactividad de la ley, no atentan contra los derechos contemplados en los artículos 115, 116 y 123 constitucionales, por lo que su estabilidad laboral está garantizada.

Se busca que frente a grupo, estén las mejores maestras y maestros, aquéllos que realmente estén comprometidos con los aprendizajes de sus alumnas y alumnos.

Por lo tanto, sin afectar la soberanía estatal, esta nueva ley armoniza su marco normativo con las disposiciones federales, que buscan ofrecer mejores apoyos a las y los docentes de la entidad.

Así como una evaluación justa y pertinente, brindándoles, además, programas de formación y capacitación acordes a sus necesidades de enseñanza-aprendizaje, además de las condiciones sociales y lingüísticas de su contexto de trabajo.

Se establece como única vía para el ingreso al servicio docente, la realización de una evaluación a las y los aspirantes de nuevo ingreso.

La promoción para quienes estén en servicio se realizará de acuerdo a sus méritos y desempeño profesional, lo que permitirá eliminar las prácticas de ascenso que no tenían fundamento en la idoneidad de los perfiles de formación y actualización de docentes o directivos escolares. Esta, entre muchas otras características contiene la nueva Ley de Educación para el estado de Hidalgo.