Contadores: el SAT no detalla reforma

Si bien está controlando a los que ya están tributando, la pregunta es: ¿qué vamos a hacer con los que no?, entonces esa parte nos están debiendo, afirman.
De izquierda a derecha, Francisco Soto, Alfonso Silva Santos, Miguel Castro Prieto, Alfonso Celestino Uresti y Víctor Hugo Durán.
De izquierda a derecha, Francisco Soto, Alfonso Silva Santos, Miguel Castro Prieto, Alfonso Celestino Uresti y Víctor Hugo Durán. (Jesús Jiménez)

Tampico

Las modificaciones al nuevo régimen fiscal traerá problemas para los contribuyentes en la zona sur, donde se estima que un 10 por ciento de los registrados en el SAT pasen al comercio informal,  además de que los negocios batallan para adecuarse a las nuevas implementaciones.

En la emisión del programa El Tema, tanto Alfonso Silva del Colegio de Economistas de la entidad como el titular de la ARCIM Alfonso Celestino Uresti, reconocieron que los cambios en la reforma hacendaria han sido un hándicap, por lo que los comerciantes están a marchas forzadas tratando de adecuarse. 

Además, se señaló que a la Secretaría de Hacienda le ha faltado hacer campañas de mayor promoción e información, a fin de despejar todas las inquietudes existentes en los contribuyentes, indicó Miguel Castro Prieto, quien integra el Colegio de Contadores Públicos de Tamaulipas, quienes mencionaron su trabajo se acrecentó en el primer mes.

Miguel Castro Prieto

¿Cómo es este nuevo régimen fiscal que ya está aplicándose en México?

Principalmente en la Ley del Impuesto Sobre la Renta surge una transformación importante tanto para personas morales como para las físicas, sin embargo en estas últimas ha causado mayor inquietud, muchas dudas.

Precisamente la situación económica que están viviendo algunos negocios es lo que ha causado esa inquietud y problemática para cumplir con las nuevas disposiciones fiscales. Anteriormente la Ley del Impuesto sobre la Renta tenía el Régimen General de Ley de Actividades Empresariales y Profesionales, el Régimen Intermedio de Actividades Empresariales y el de Pequeños Contribuyentes, sin embargo a partir de este enero el cambio consiste en que los pequeños contribuyentes y algunos contribuyentes del régimen intermedio pasan a un nuevo régimen conocido por sus iniciales el RIF (Régimen de Integración Fiscal), y todos los demás continuamos con el régimen general de ley como profesionistas o como empresarios. Dentro de empresarios lo que define el código, actividades comerciales , industriales, ganaderas, etcétera todo este tipo de actividades.

En el RIF se contemplan también algunas actividades, digamos técnicas que como se mencionaba en las leyes anteriores. En la Ley del ISR porque habla de aquellas personas que prestan servicios independientes pero para los cuales no se requiere un título profesional para ejercerlo, podemos hablar a lo mejor de plomeros, carpinteros, herreros, etc. que se hacen a la práctica y que pueden entrar en ese régimen. Al fin de cuentas es una actividad empresarial, pero está contemplada como una actividad independiente. 

¿Qué diferencias hay en cuanto al régimen anterior?

A lo que más está impactando es al pequeño contribuyente que pasa a este nuevo régimen porque anteriormente éste podía llevar un registro de ingresos y egresos,  pagar su cuota bimestral que le fijaba el gobierno del estado, en la actualidad ya no, pasa otra vez a manos del SAT en donde bimestralmente va a declarar los ingresos, egresos y pagar sus impuestos correspondientes con la diferencia que aquellos contribuyentes que inician operaciones el primer año no van a pagar ISR, van a pagar el IVA y los que ya tienen antigüedad en el régimen de pequeños o en el de intermedios y los que se quedan en el RIF van a tabular hasta completar diez años de actividad con una reducción del ISR.

¿Este cambio les beneficia realmente a los pequeños empresarios?

Yo creo que quienes van a tener un poco más de control y saber cuál es el rendimiento real de sus negocios son aquellos que tienen cierta capacidad de operación o de registro, capacidad económica, porque va a haber algún tipo de pequeño contribuyente que sobrevive con una actividad que difícilmente va a poder cumplir con ciertas disposiciones. 


Entonces ¿qué podría pasar con estos que no llegan?

Hay un periodo, vamos a decirlo así una pausa para poderse ir incorporando que viene contemplado dentro de las reglas de resolución miscelánea. En la ley habla en general de todos los que están obligados, a qué tienen obligación de llevar, su registro de control de ingresos y egresos, su pago de impuestos bimestrales, si tienen asalariados, también pagar los impuestos sobre los asalariados, el Seguro Social e Infonavit, etc. y llevar ya un control realmente de sus ingresos y egresos para ir proyectando su negocio.


En este caso el Colegio de Contadores ¿cómo se fue preparando?

Muchos en lo particular, recabando la información que ha sido publicada por el SAT en su página web, la gran mayoría acudiendo a cursos, algunos patrocinados por el Colegio de Contadores Públicos o por otros organismos. 


¿Esto ha retribuido en más trabajo?

Definitivo. La inquietud de todos los contribuyentes es fuerte, de tal manera que se nos consulta constantemente.


¿Desde cuándo empezaron?

Se pudo hacer desde antes porque afortunadamente empezando el mes de diciembre, el día 11 comenzaron a publicarse en el SAT los cambios, la nueva ley, etcétera, en el Código Fiscal, la Ley del ISR, la Ley del IVA y de esa manera sí nos fuimos preparando pero primero hubo que enterarse bien del contenido y de lo que venía para poder informar a su vez a nuestros clientes y participar en todas las pláticas o cursos que haya.


En este caso ¿el SAT ha participado con ustedes?El SAT da pláticas en sus oficinas constantemente a todo el público y nos podemos coordinar con organismos como el ARCIM, Canacintra, Canaco, etc. pueden pedir apoyo al SAT y éste les envía personal capacitado para impartirles las pláticas sobre temas generales o específicos.


¿Cómo es que  los contribuyentes consideran que estaban mejor con el régimen anterior?

Realmente el régimen anterior era muy práctico, anualmente se hacía un convenio con la Tesorería del Estado, se fijaban las cuotas bimestrales, se llevaba la información de ingresos y egresos, se fijaban las cuotas, nos daban los comprobantes para estar pagando. Actualmente hay que llevar un registro de ingresos y egresos para determinar correctamente la cantidad que hay que cubrir de impuestos.


¿Esa cantidad, les podría incrementar?

Puede ser, sobre todo por lo que viene desde antes de la facturación electrónica. Va a haber un mayor control de parte del SAT, yo no le puedo decir al SAT fíjate que en este mes gané diez y gasté cinco o gasté ocho porque tiene la información de lo que yo hice en el mes.


Alfonso Silva Santos

Para los economistas ¿cuál es el panorama?

Es muy interesante verlo desde una perspectiva económica, el punto aquí es un tanto el control muy cierta la parte que comentan los contadores, sí es cierto hay más control pero creo que esto se va a traducir como todos los cambios al inicio duelen pero sentimos que esto va a ayudar en el mediano y largo plazo de manera colectiva. En la economía general va a contribuir e inclusive, venimos de un vago crecimiento de un 1% del Producto Interno Bruto a nivel nacional y se espera que con todas estas formas que es cierto, hay incomodidad. Vemos que la parte también de estas reformas en cuestiones fiscales sí nos quedan algunas cosas a deber pero en términos generales es un control que puede ayudar al crecimiento del país vía impuestos.


Vislumbra entonces que puede ser más positivo que negativo…

Claro, si nos ponemos desde una perspectiva netamente económica y nosotros te podemos decir como economistas que es favorable en el mediano y largo plazo, a lo mejor en el corto plazo no vamos a estar muy acostumbrados a tener el orden, a tener las cosas como deben de ser y esto así lo permitieron las instancias federales y todos los niveles de gobierno.

Creo que empieza una nueva etapa y hay que verla como un reto.

Es cierto que los anteriormente llamados Repecos, se enfrentan ante un cambio primeramente al sistema de control, el entenderle a la tecnología y facturación, entonces esa es un área de oportunidad, también entender que como país y como Tamaulipas no somos exentos tenemos el llamado bono demográfico que nuestra población es muy joven y en edad productiva, esos jóvenes en edad productiva están muy ligados ya con la tecnología y las autoridades federales se están dando cuenta de eso tratan de orillar a esos nuevos emprendedores a que se sumen a esa ola y hacerlo más eficiente, más ágil.

¿Entonces la perspectiva es que el sector crecerá?

Sí, crecerá. De hecho las proyecciones oficiales hablan de un 3.5 a 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto para este año y estamos hablando que en este sexenio que ya es el segundo año gubernamental. A nivel federal se está pronosticando un promedio de crecimiento del 4 a 4.5 entonces qué interesante debido a todo esto.


Como Colegio ¿qué dudas les han manifestado sobre este nuevo régimen fiscal?

Principalmente cuando se habla de economía, se dice, la economía es el bolsillo, lo que nos sobra. Aquí mientras se hagan bien las cosas todo va a ir bien en ese sentido. Una de las principales preocupaciones es cómo le voy a hacer, porque va muy ligado a la parte de cuánto voy a pagar de impuesto, pues sí vas a pagar lo que tenga que ser que tengas que pagar, entonces ya en el sentido de lo que ingresaste a lo que egresaste pues va a ser ese saldo final. 


Alfonso Celestino Uresti

¿Cómo está en estos momentos el comercio por parte de ARCIM ahora con esta nueva manera de trabajar que tiene el SAT?

En la Asociación Regional de Comerciantes e Industriales Mexicanos, estamos conscientes de que ya está hecha la reforma, ya está decretada y tenemos que cumplir, entonces por tal motivo hemos recurrido a especialistas en estos asuntos y el SAT desde diciembre nos ha apoyado con cursos en los que nos ha instruido, primero de qué se trata la reforma hacendaria.

Ya la ARCIM está tratando de capacitar a sus miembros, todo diciembre tuvimos cursos con el SAT, en lo que va del mes hemos tenido dos cursos, uno el día 13 otro el 16 en los que ya nos estuvieron instruyendo de qué se trata cada uno de los puntos referentes a la forma de pago, cuáles son todos los impuestos que hay que pagar en los diferentes estratos hacendarios, los pequeños contribuyentes que lo van a hacer por pausas durante diez años que se van a ir incorporando, todo eso ya nos lo explicaron y hemos tenido una aceptación por parte de los miembros del ARCIM de tal forma que en el primer curso fueron 58 miembros y en el último, fueron 60 y vamos a seguir con los cursos y pues creo que estamos conscientes de que el país necesita para poder hacer su infraestructura, su gasto social de una contribución pero tenemos que aprender a hacerla porque para nosotros es muy confuso.


¿Qué tanto beneficio les resulta a ustedes como comerciantes invertir para poder actualizarse? 

Nos resulta un problema, porque por ejemplo como decía el contador todos los pequeños contribuyentes los Repecos va a llegar el momento en que tendrán la necesidad de hacer uso de los servicios del contador que a la fecha casi nadie usa ese servicio porque el SAT los cuestiona a qué te dedicas, cuánto ganas, cuánto gastas y le determina un impuesto, eso lo va a pagar bimestralmente durante un tiempo, hasta que le vuelven a hacer la investigación y de esta otra forma como dice el contador vas a tener que estar informando y finalmente vas a tener que hacer el gasto de contabilidad.


Y las inquietudes del sector sobre este régimen…

La verdad es que ya todo el mundo está consciente que tenemos que cumplir.Y aún hay dudas…Sí, muchas dudas, pero nos estamos tratando de ilustrar y salir de ellas.  A los Repecos, el SAT les da la facilidad, pueden ir inclusive al SAT ahí mismo hacen su declaración o pueden ingresar a la página del SAT, pero conforme va creciendo el negocio va a haber necesidad de hacerse de su equipo y hacerse del programa, del software que necesitan para poder hacer la contribución correcta.


¿Cómo ha sido este avance sobre todo con el software?

Investigando y hemos ido pidiendo cotización para participarle de esa información a los socios y tenemos varias cotizaciones de cómo se va a poder comprar ese equipo y cómo se va a poder comprar el programa.


¿Es barato o caro?

A algunos se nos hace muy caro. Cinco mil pesos de una computadora y otros tres o cuatro mil pesos del programa.
Apoyos por parte del gobierno, ¿han recibido?Los estamos gestionando y a través de la Secretaría de Economía estamos tratando que nos hagan partícipes de algún apoyo.


Entonces hay mucho por hacer entre el comercio para poder estar a tiempo con lo que es este nuevo régimen…

Sí, pero el mismo gobierno sabe que esto va a ser por pausas, es de largo tramo porque ya dijeron que los Repecos van a ser a diez años no se van a incorporar totalmente, entonces sabe el gobierno que es a largo plazo y nosotros también lo sabemos.


Miguel Castro Prieto

Algunas personas prefieren irse a la informalidad que pagar sus impuestos, ¿cuál es la opinión del Colegio de Contadores Públicos?

Definitivamente sí hay un nivel o un status de personas que por alguna razón que se quedaron sin empleo, por alguna discapacidad, por algún motivo se han dedicado a procesar algunos alimentos y venderlos en la calle, en carritos y todo ese tipo de lucha que hacen para poder sobrevivir, a lo mejor para ellos va a ser muy difícil poder encontrar el camino que nos están marcando las leyes fiscales pero hay otros que ya con establecimientos formales es un área de oportunidad para poder organizar, planear sus negocios que sean eficientes, que sean productivos, que hay que pagar impuestos, bueno, todos estamos en esas condiciones pero tenemos la obligación, la Constitución Política nos lo señala, estamos obligados a contribuir en los tres niveles de gobierno con sus gastos mediante el pago de las contribuciones de diferente tipo.

De esa manera yo creo que son áreas de oportunidad para que nos pongamos las pilas, nos organicemos y salgamos adelante si queremos que nuestro negocio prospere o que funcione, pues vamos a hacerlo producir, vamos a hacerlo de una manera útil a la sociedad y a lo que le estamos sirviendo pero ya organizados.


¿Sin embargo sí hay posibilidad de que crezca la informalidad?

Puede ser, definitivamente porque  habrá quienes o se resisten o simplemente no pueden, habrá casos en que realmente no puedan hacerle frente a determinados gastos, una inversión a lo mejor en un equipo de cómputo, en modificar su establecimiento o negocio, poner medidas de control para poder llevar sus ingresos y egresos, manejar una cuenta de cheques, porque no estamos habituados a ello, etc.

de tal suerte que muchos van a decir, sí yo le entro, yo me pongo las pilas y salimos adelante el negocio hay que sacarlo, y habrá otros que digan yo mejor aquí me retiro porque no puedo.


Estamos hablando de un porcentaje por parte de los economistas que pueda acrecentarse la informalidad, por ejemplo aquí en el sur…

Yo creo que nos queda a deber algo esta reforma que si bien está controlando a los que ya estamos de alguna u otra manera tributando y la pregunta es: qué vamos a hacer con los que no, entonces esa es la otra parte que nos está debiendo y creo que eso se va a tener que hacer también, va a llegarse a hacer porque van a tener muy bien controlado a los que ya estamos tributando pues esos ya están aquí tranquilitos, ahora la situación es vamos con los otros, entonces yo creo que esa es una tarea que se tiene pendiente por parte del gobierno federal para este tema. 

Ahora ya viéndolo a nivel Tamaulipas o a nivel zona sur pues sí te puedo decir que puede existir esa parte de informalidad, sí es cierto tendríamos que valorarlo como comentaba el contador, si bien es cierto en cuestión de cantidad de contribuyentes.