Ruido constante perturba bienestar de los tapatíos

Guadalajara

La zona metropolitana de Guadalajara se ha vuelto más ruidosa. Los automotores que se multiplican día con día, los giros comerciales anunciando ofertas a través de megáfonos y la música a todo volumen, en los antros, bares, restaurantes, fiestas privadas en salones, terrazas o en la casa del vecino, atentan contra el bienestar de sus habitantes; perturbando en especial su descanso nocturno, con la obvia molestia ciudadana.

Sólo los municipios de Guadalajara y Zapopan han recibido más de 750 quejas en este 2013 por ruido e impuesto 112 clausuras a establecimientos que generan contaminación auditiva.

“En lo que va de este año, tenemos 652 quejas por ruido, de enero a octubre. La mayoría son contra bares, discotecas, promociones de tiendas que sacan las bocinas a la calle y en algunos casos fábricas que meten equipo y hacen mucho ruido”, indicó el director de Inspección y Vigilancia de Guadalajara, Ignacio Mestas Gallardo.

De esas 652 quejas, 460 han tenido una infracción por exceder el límite de ruido que marca la norma; 148 han quedado sólo en apercibimiento al resolverse el conflicto, y se han impuesto 34 clausuras parciales (de las bocinas para evitar su uso) y diez clausuras totales al establecimiento, por reincidencia, detalló el entrevistado.

En Zapopan, por su parte, se han recibido un centenar de quejas por ruido “de lugares como terrazas, bares, restaurantes, fiestas privadas. Hay en casas habitación, talleres, lava-autos y algunas industrias”, refirió el director general de Inspección de Reglamentos de este municipio, Fernando Espinoza de los Monteros De la Parra. De enero a la fecha, esta dependencia ha levantado 27 actas de infracción y muchas más clausuras a establecimientos: 68 en total, pues se reconoce que hay reincidencia de los negocios.

La Norma Oficial Mexicana NOM 081-ECOL-1994 establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido de fuentes fijas así como los criterios de medición. Durante el día este nivel es de 68 decibeles. Por la noche está fijado en 65 decibeles. Y se rebasa por mucho, en ambos municipios se han registrado 85 a 90 decibeles.

Espinoza de los Monteros agregó que la gran mayoría de los reportes de denuncias tienen lugar por las noches, cuando el ruido excesivo impide el sueño de los vecinos; por lo cual no es raro que se concentren los fines de semana.

“Recibimos aproximadamente una queja por ruido al día entre semana y hasta seis o siete los fines de semana, […] ya que las fiestas que suelen organizar vecinos en terrazas, jardines y en las propias casas normalmente son en fines de semana y fácilmente se rebasan los 65 decibeles”, indicó.

Ambos entrevistados coinciden en que se trata de un asunto delicado y que puede derivar en un conflicto vecinal grave. “Sabemos lo molesto que es el ruido, por lo que atendemos todas las quejas que recibimos ese mismo día o al día siguiente”, aseguró Mestas Gallardo. En el caso de las tiendas que hacen promociones a través de bocinas, comentó que es más común toparse con ellas en los operativos permanentes pues están en zonas comerciales y no hay vecinos que denuncien. Los responsables argumentan desconocimiento de la norma.

En la capital tapatía, el mayor problema lo han representado los bares que no hacen las adecuaciones necesarias para no contaminar con ruido. La proliferación de los llamados antros en la zona Chapultepec ha motivado incluso quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ). El organismo defensor acreditó el padecer nocturno de los vecinos de las colonias Lafayette y Moderna, quienes en octubre de 2012 presentaron quejas contra la autoridad municipal, pues ésta no resolvía el ruido ocasionado por bares y otros negocios y constató que superaban por mucho los 65 decibeles.

La CEDHJ emitió al respecto la recomendación 34/2013, dirigida al alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández, por violación del derecho a la protección de la salud y los derechos ambientales de los habitantes de esa zona.

En Zapopan se controló un problema similar, con los giros del corredor 20 de noviembre, en pleno centro, que comenzaron a mutar a restaurantes-bares con música de banda. Se cancelaron los permisos y hay un proyecto de intervención para esta zona.

Sin embargo, en los últimos meses han sido recurrentes las quejas en terrazas para fiestas ubicadas en la zona que comprenden las avenidas Moctezuma y Labna, al sur del municipio zapopano. “Se detectó que efectivamente no tenían licencia municipal y que las estaban rentando para fiestas, motivo por el cual las clausuramos  de manera definitiva por carecer de licencia. Estas terrazas las clausuramos mínimo en ocho ocasiones”, afirmó Espinoza de los Monteros.

Y no es un caso único. El funcionario reconoce que en otras colonias del municipio hay terrazas que se rentan de manera clandestina.

En cuanto a bares ruidosos, han sido apercibidos establecimientos sobre la calle de Xóchitl, en Jardines del Sol; y en avenida Patria y Clouthier; algunos tres o cuatro veces, dijo.

Por otra parte, cuando la fuente de ruido son casas habitación, no hay posibilidad de clausura, pero sí de multa ante reincidencia; si bien, los vecinos consideran que la autoridad ignora estos reportes.

En la reciente queja que involucró la casa de un futbolista, la Dirección General de Inspección de Reglamentos no actuó. Espinoza de los Monteros explicó que el reporte no llegó a la dependencia, sino que al parecer los afectados acudieron a la Procuraduría Social.

“Necesitamos recibir nosotros el reporte, primero para acudir de manera amable y solicitarles que le bajen al volumen, casi siempre lo hacen. Muy pocas veces siguen con el ruido; pero si se insiste hay una sanción económica que en su momento se puede hacer valer”, sostuvo. 

El funcionario aclara que la policía municipal es un sólo un respaldo cuando los vecinos están generando el ruido en la calle o algún espacio público, e incluso pueden proceder a una detención si están escandalizando o cometiendo algún desmán. Sin embargo, en ocasiones ha sido necesario pedir su apoyo para resguardar la integridad de los inspectores de Reglamentos, “pues no menos de una vez han sido agredidos por un tema de llamar la atención por ruido”.

En conclusión, los responsables de Inspección coinciden en que es difícil calificar si el problema de contaminación auditiva por fuentes fijas (el caso del incremento de automotores y su consecuente impacto es tema aparte) se está agravando. Por lo general hay dos o tres focos rojos encendidos y cuando se logra acallarlos, otros hacen ruido y no respetan el derecho de los demás a descansar.

Claves

LOS MÁS RUIDOSOS

- Bares y restaurantes

- Terrazas privadas o de renta para fiestas

- Casas habitación

- Talleres

- Autolavados

- Pequeñas fábricas, lavanderías industriales

- Otros establecimientos comerciales

Zonas con más quejas

- En Zapopan: bares y terrazas en las avenidas Labna, Moctezuma, Xóchitl, Patria y Clouthier

- En Guadalajara: bares y negocios en la zona Chapultepec y en la zona Centro

El curso de una queja

- Al recibir un reporte, personal de Inspección del municipio acude al sitio en que se denuncia el ruido y con un sonómetro o decibelímetro miden los decibeles que se están generando (puede ser en flagrancia y no tardar en llegar más de una hora, o al siguiente día, según hora de la denuncia)

- El nivel permitido es de hasta 68 decibeles de seis de la mañana a las diez de la noche y de 65 decibeles de las diez de la noche a la seis de la mañana de acuerdo a la NOM 081-ECOL-1994

- Tras confirmar la denuncia, inspectores levantan un apercibimiento por escrito al dueño o responsable del lugar y una atenta invitación a que baje el volumen; un regaño institucional que por lo regular es acatado en las casas habitación, pero hay gran reincidencia en establecimientos comerciales

- En caso de reincidir se procede a una infracción (el monto de la multa lo establece un juez municipal) o a una clausura cuando se trata de un establecimiento comercial o que opera sin licencia

Para denunciar contaminación por ruido

En Zapopan

Teléfono 3818-2542 (atiende hasta las 2:00 am entre semana y hasta las 6:00 am viernes y sábado)

En Guadalajara

Teléfono 3837-2689 (los 365 días del año, a cualquier hora)

- La denuncia puede ser anónima

- Si llama al 066 deben canalizar su reporte a las dependencias de Inspección de los Ayuntamientos

- La policía municipal tiene competencia cuando el ruido se genera en la vía pública e incluso entonces puede proceder a detenciones