Ordenan investigación en caso de mineros fallecidos

Al lamentar el hecho, Rubén Moreira Valdéz manifestó que se trabajará de la mano con el gobierno federal a fin de tomar medidas en la extracción de carbón.
Los jóvenes murieron al reventarse el malacate que los sostenía, provocando su caída.
Los jóvenes murieron al reventarse el malacate que los sostenía, provocando su caída. (Archivo)

Torreón, Coahuila

El gobernador Rubén Moreira, comentó que ya se ordenó la investigación y sanciones correspondientes, por el incidente en el que dos trabajadores perdieron la vida al caer en un pocito de carbón en Múzquiz, Coahuila.

Tras señalar que la extracción de carbón en estos yacimientos siempre será una actividad de riesgo, manifestó que se trabajará al respecto con el gobierno federal y recalcó, que el percance no debió de ocurrir.

Cabe recordar que la organización Familia Pasta de Conchos, por medio de su página de Facebook informó que el pocito donde los jóvenes mineros perdieron la vida, pertenece al ex alcalde de Progreso, Federico Quintanilla.

De igual forma, reportó que el pocito operaba de forma clandestina sin la autorización de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, situación que no ha sido regulada ni por la Secretaría de Economía ni por el Gobierno del Estado.

Por último, la asociación civil aplaudió a los mineros que ayudaron a extraer los cuerpos del yacimiento, al tiempo que condenó la omisión de las autoridades para castigar a los dueños de estos pozos irregulares.