Inician investigación por enriquecimiento ilícito en Coahuila

El empresario Rolando González Treviño, se declaró culpable en la Corte Oeste de San Antonio del delito de conspiración para pasar dinero robado hacia Estados Unidos.
Rolando González Treviño.
Rolando González Treviño. (San Antonio Express News.)

Saltillo, Coahuila

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila inició una averiguación previa, luego que en medios de información de Texas se indicaba del proceso que se le sigue al empresario Rolando González Treviño en la Corte Oeste de San Antonio.

Ahí se han allegado las investigaciones federales que en su oportunidad realizó la Procuraduría General de la República a cargo entonces de Maricela Morales, sobre enriquecimiento ilícito y recursos de procedencia ilícita a Humberto Moreira Valdés, cuando fue gobernador de Coahuila.

La Procuraduría General de la República en su momento, resolvió el no ejercicio de la acción penal.

Además de ser Presidente del Corporativo de la empresa de monclovense de medios NRT, Rolando González Treviño también es dueño de un canal de televisión en Eagle Pass y es parte de una familia que destaca dentro de las empresas de medios de comunicación en Coahuila.

"Por los recientes acontecimientos, la averiguación previa seguirá su curso para agregar los últimos acontecimientos que informó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos", indicó la PGJE en un comunicado.

De acuerdo a la información del San Antonio Express News, el empresario coahuilense Rolando González Treviño se declaró culpable del delito de conspiración para pasar dinero robado hacia Estados Unidos. 

La nota realizada por Jason Buch y Guillermo Contreras da a conocer que enfrentaría hasta cinco años de prisión tras declararse culpable, pero bajo los términos de su acuerdo de culpabilidad, él podría conseguir cinco años de libertad condicional, por lo que será sentenciado en septiembre y también podría ser deportado.

Los fiscales federales habían alegado que González y otras personas, incluyendo a funcionarios de Coahuila, se reunieron en el Club en Sonterra en Stone Oak y en la mansión en Saltillo del entonces  gobernador de Coahuila en 2009, para discutir la venta de participaciones de medios de comunicación en México.

Los miembros de la conspiración depositaron cerca de 1.8 millones de dólares a cuentas bancarias estadounidenses de González Treviño, según la acusación en su contra.

"Si hubiera ido a juicio, González habría enfrentado el testimonio de un funcionario de alto rango de Coahuila, que los fiscales estadounidenses aseguran, era parte de un esquema de soborno y contragolpes que dejó al Estado casi 3 mil millones en deuda", detalla el artículo.

El ex tesorero de Coahuila, Javier Villarreal Hernández, quien se declaró culpable de lavar dinero y culpable de conspirar para transportar el dinero robado, está libre bajo fianza a la espera de sentencia en septiembre.

Transfirió más de 30 millones de dólares robados de las arcas del Estado, de las cuentas bancarias en México a cuentas en los Estados Unidos, según el alegato de los fiscales  federales. Sin embargo la declaración de culpabilidad está bajo confidencialidad.

“El Presidente del Corporativo Núcleo Radio y Televisión (NRT) fue detenido en San Antonio durante la investigación por el lavado de los fondos públicos robados de las arcas coahuilenses”, expone la nota.


"La posición del gobierno es, el dinero que terminó en la cuenta (de González) se canalizó a través de cuentas similares a los utilizados por Villarreal", dijo el abogado defensor Brandon Hudson. "Villarreal sería testimonio de que esas eran las mismas cuentas a través de las cuales se canalizaron otros fondos."

Los abogados de González no revelaron si se dio la venta de las participaciones de los medios mexicanos mencionados en la acusación. El abogado defensor Alfonso Cabañas dijo que el acuerdo de culpabilidad no requiere el testimonio de González en contra de nadie.

Como parte del acuerdo con la fiscalía, González aceptó la confiscación de más de un millón 800 mil dólares, dinero que el gobierno de Estados Unidos asegura fue robado de las arcas Coahuilenses.