No nos van a amedrentar: Medina

El gobernador aseguró que encontrarán a los responsables de la muerte de los ministeriales.
El mandatario indicó que ya se encuentran realizando las investigaciones para encontrar a los responsables.
El mandatario indicó que ya se encuentran realizando las investigaciones para encontrar a los responsables. (Roberto Alanís)

Monterrey

Las palabras del gobernador sonaron como un reto; una advertencia: La autoridad estatal no va a amedrentarse y, por el contrario, irá con todo en busca de los asesinos de los agentes ministeriales.

Rodrigo Medina de la Cruz aseveró que, al mismo tiempo de cerrar filas, se ha desplegado un fuerte operativo en el norte de Nuevo León y en los límites con territorio tamaulipeco, en un afán por resolver los tres crímenes.

"Estos asesinatos se van a resolver. Estamos investigando para dar con los responsables, estén en donde estén, y si están en el estado de Tamaulipas, vamos a dar con ellos en el estado de Tamaulipas", advirtió.

El mandatario fue entrevistado al término de una reunión que sostuvo con el procurador y otros funcionarios en la sede de la Agencia Estatal de Investigaciones, en la avenida Gonzalitos.

Estuvieron presentes, además de Adrián de la Garza, el secretario de Gobierno, Álvaro Ibarra; el secretario de Seguridad, Alfredo Flores; el jefe de la Oficina de la Gubernatura, Jorge Domene y el director de la AEI, José Guadalupe Saldaña.

"En principio (la junta fue) para desplegar el operativo que nos conduzca a dar con el paradero de los responsables de los asesinatos de los tres compañeros de la Agencia Estatal de Investigaciones", dijo Medina de la Cruz.

Detalló que se cuenta con el apoyo de las autoridades federales y militares para hacerles frente a la inseguridad y a la violencia que prevalecen en Tamaulipas, y que amenazan a Nuevo León.

"Sabemos que en aquel estado la situación es compleja, difícil. Eso, como les he manifestado en anteriores ocasiones, nos mantiene, por supuesto, en alerta y reforzando el trabajo en materia de seguridad", reiteró.

Advirtió que los crímenes de los tres agentes no quedarán impunes, y para ello han volcado toda la fuerza del Estado para identificar y capturar a los homicidas.

Rodrigo Medina descartó que el Gobierno vaya a "echarse para atrás" ante los embates de la delincuencia organizada contra las instituciones oficiales.

Por el contrario, declaró que la autoridad no se intimida y que va a imprimir mayores esfuerzos para evitar que los criminales hagan de las suyas.

"Si lo que pretenden es amedrentar, ahuyentar o asustar a la autoridad, logran totalmente lo contrario. La autoridad estatal, la Procuraduría, las fuerzas de Nuevo León, ahora con mucho mayor fuerza vamos a ir en contra de ellos", puntualizó.

Tras la reunión en la Policía Ministerial, el funcionario y su gabinete de Seguridad se dirigieron al funeral de los dos agentes cuyos cuerpos fueron encontrados el miércoles en Anáhuac.