Gobernador se alegra por salida de Ambriz

En respuesta a los reclamos hechos por el ex edil de Juárez al mandatario estatal, éste dijo que no puede culpar a otros de no saber cómo remediar la situación de su municipio.

Monterrey

En respuesta a las declaraciones que lanzó este viernes el ex alcalde de Juárez, sobre la falta de apoyo del Estado y Fuerza Civil en la toma de protesta, el gobernador de Nuevo León, celebró que Rodolfo Ambriz ya no sea munícipe de esa ciudad y sintió que sus declaraciones fueron porque no supo cómo remediar la situación en su municipio.

"Qué bueno que ya no es alcalde, que ya terminó su encargo y creo que hoy en la reflexión de ser un ciudadano más, pueda ir viendo qué no hizo a favor de su ciudad y entonces que no culpe a otros de lo que no pudo hacer él, eso no es bueno para alguien que termina una administración", dijo.

Por el contrario, el mandatario estatal aseguró que presencia policiaca sí hubo y se logró mantener el orden en Juárez, "tan es así que el presidente municipal tomó posesión y hoy está a cargo de él, que el municipio siga tranquilo".

Rodríguez Calderón dio gracias a Dios porque los ciudadanos no hayan explotado, porque añadió, el pueblo de Juárez está muy enojado.

"Mira, bendito Dios no explotó Juárez, la gente de Juárez está molesta, enojada, no está tranquila, nosotros mantuvimos nuestra responsabilidad de mantener el orden", refirió.

Apuntó que sigue manteniendo constante comunicación con Américo Garza y los simpatizantes, a efecto de que acepten la resolución de las autoridades electorales y las respeten.

Fue este viernes cuando posterior a la toma de protesta de Heriberto Treviño, como alcalde de Juárez, Rodolfo Ambriz, edil saliente aseguró en entrevista para Telediario Nocturno que los policías de Fuerza Civil sólo estuvieron durante el evento e inmediatamente se retiraron, por lo que no lograron controlar a los simpatizantes de Américo Garza Salinas, quienes dijo se pusieron agresivos.

El alcalde saliente agregó que tras las protestas en días pasados, hizo un llamado al Gobierno del Estado para solicitar apoyo, pero no recibió respuesta alguna.

"Llamadas no me tomaron (en gobierno) y tengo la prueba, tengo la copia de que yo hice una petición de manera oficial vía oficio, firmado por mí, solicitando el resguardo del Palacio Municipal de las diferentes oficinas de la administración municipal que yo aún encabezo y no obtuve apoyo", sostuvo este viernes.

Agregó que al intentar salir de la Presidencia, tanto él, su familia, empleados, y contribuyentes que habían acudido a hacer algún trámite, estaban siendo bloqueados por los manifestantes.

Cabe resaltar que en respuesta a los reclamos por parte del ex munícipe, el Gobierno del Estado emitió la noche de este viernes un comunicado en el cual detallaron de la presencia de 225 elementos de la Fuerza Civil en Juárez, señalando que no se registró ningún problema en el cambio de poderes.

Sin embargo, videos en redes sociales evidenciaron un intercambio de golpes entre simpatizantes de Américo Garza y Heriberto Treviño, que no pasó a mayores, y la intervención de los elementos no se vio en los mismos.