Reclaman comerciantes poca atención en robos

La Canaco Saltillo indicó que el sistema de emergencias 066, coordinado por el Sistema Estatal de Seguridad Pública, no funciona con eficiencia y los reportes no se atienden con oportunidad.

Saltillo, Coahuila

La Cámara Nacional de Comercio pidió al Ayuntamiento de Saltillo y al Gobierno del Estado que a la brevedad resuelvan los reclamos de comerciantes en el sentido de que las corporaciones policiales no atienden los reportes sobre robos o de situaciones de riesgo en los establecimientos.

El presidente, Alejandro Pepi de la Peña, dijo que el sistema telefónico de emergencias 066, coordinado por el Sistema Estatal de Seguridad Pública, no funciona con eficiencia, pues la mayoría de los reportes no se atienden con oportunidad.

"El tema del 066, que supuestamente en cinco o seis minutos tiene que llegar la policía al lugar del evento, porque aparentemente la ciudad está dividida en cuadrantes y cada cuadrante debe estar vigilado o bien custodiado por determinado número de elementos, no es así. A veces sí llegan rápido, pero muchas veces no y esa es la queja constante, que el 066 no está funcionando correctamente", aseguró.

Pidió a las autoridades que en lugar de dar a conocer datos sobre la supuesta baja en la incidencia delictiva, hagan algo para garantizar que los comerciantes y los ciudadanos en general reciban atención inmediata ante los casos de robo que "a diario ocurren" en distintos sectores de la ciudad.

"Te sientes en angustia, zozobra total, sabes que están siendo atacados los negocios o casas habitación. A lo mejor ha habido una baja (en el número de robos), pero la percepción es otra, desafortunadamente seguimos escuchando por parte de los comerciantes, nos llegan quejas constantemente.

"De por sí la situación económica está complicada, y todavía le agregas que hay inseguridad, pues todo va en detrimento de los comercios", expuso.

Dijo que la Policía Preventiva Municipal y la Policía del Estado incrementaron los recorridos de vigilancia por las zonas comerciales y eso inhibe a los delincuentes, pero los robos siguen y la atención de las autoridades no es inmediata.